Cacho Fontana

Cacho Fontana es uno de los locutores más reconocidos en nuestro país, y fue así que se sentó a hablar con Jorge Rial sobre su pasado haciendo una terrible declaración: "Yo tenía una audición en Mar del Plata, y pasé por donde estaba Olmedo, caído… (Nota: 5 de marzo de 1988). Y ahora voy a contar algo muy particular. En aquel tiempo era muy lógico que vieras a Pichuco… con una alegría superior. Tenía un paquetito, y le pregunté qué era. Me contestó: 'Mirá, acá tenés que aspirar, no hay que soplar"'. Insistí: ¿Para qué es? 'Para que veas las bujías con más potencia'. Y bueno: así empezó una etapa de mi vida".

 

Junto con Marcela Tiraboschi, Cacho fue protagonistas de un escándalo en un hotel. Ese episodio policial interrumpió la carrera de Fontana por largos años. "Me escondí de todos por vergüenza", dijo más de una vez. Perdió todos sus bienes. Tito Lectoure, el amo del Luna Park, lo sostuvo anímica y económicante".

 

Aníbal Troilo, por buen nombre "Pichuco", perdió a su padre a los ocho años. Sobre se tumba, le prometió estudiar bandoneón. Seis meses después, su maestro, Juan Amendolaro, le dijo:

–Andáte, pibe. Ya no hay nada que pueda enseñarte.

Noticias relacionadas

Se fue. Y siguió una vida única. De genio, de luz, de sombras…

Anóbal Troilo: “Ël era muy inmenso para que yo dijera algo ¡Era Gardel!”, dijo Fontana en Intrusos
Anóbal Troilo: “Ël era muy inmenso para que yo dijera algo ¡Era Gardel!”, dijo Fontana en Intrusos.

 

"A los 17 y 18 años un hombre muy importante de la historia argentina sacó un papel y lo abre y eran todas luces blancas, eran estrellas y una llave. Con esa toma una porción y yo aspiré", dijo hace unos años frente a Jorge Rial Fontana sin revelar el nombre del hombre que lo inició.

 

"La droga me acercaba al poder cultural. A mí me permitió acercarme a lugares muy particulares en la historia argentina y niveles que no estaba cercanos para mí", afirmó.