Riesgo país - economía argentina

La baja de calificaciones de la consultora Fitch impactó de lleno en el S&P Merval que terminó con un rojo de 2% el viernes.

 

De esa manera, el S&P Merval cambió la tendencia alcista de la primera mitad de la rueda para finalizar con bajas en el mercado de acciones después de que se conociera el informe de la calificadora que rebajó las notas soberanas de Argentina y las ubicó en categoría de default.

 

"Fitch rebajó las calificaciones soberanas de Argentina, incluida su Calificación de incumplimiento de emisor (IDR) de largo plazo en moneda extranjera a 'CCC', desde 'B'", informó en un comunicado.

 

Noticias relacionadas

Además, a la nota de Fitch se sumó una vez concluida la rueda el reporte de S&P Global Ratings con la baja en las calificaciones soberanas de largo plazo en moneda local y extranjera de Argentina a 'B-' de 'B': "La perspectiva es negativa. También confirmamos las calificaciones de corto plazo en moneda local y extranjera de 'B'. Al mismo tiempo, colocamos nuestra calificación soberana en escala nacional de 'raAA-' en el listado de Revisión Especial (CreditWatch) con implicaciones negativas y bajamos nuestra evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad a 'B' desde 'B+', informó S&P Global Ratings.

 

"Cuando todo parecía indicar que estábamos por asistir a la segunda jornada de suba en los papeles Argentinos, se dio vuelta a media rueda, cuando se conoció la noticia que la agencia calificadora de riesgo Fitch, le bajaba nota a nuestro país", señaló Eduardo Fernández analista de Rava Bursátil según consignó Bae Negocios.

 

Fitch argumentó la baja en la nota en "las mayores chances de una victoria de Alberto y Cristina Fernández en octubre incrementan los riesgos de una ruptura en la estrategia política de la actual administración de Macri, guiada por el programa con el FMI".

 

Mientras que S&P Merval sostuvo que "la pronunciada turbulencia del mercado financiero, con una depreciación significativa del peso argentino y un repunte en las tasas de interés, tras las elecciones primarias del domingo pasado en Argentina, ha debilitado significativamente el ya vulnerable perfil financiero del soberano".

 

"Hay tres frentes a monitorear. En primer lugar, el mercado cambiario, definitivamente el más crítico de todos. También la relación con el FMI. Y por último, el sistema financiero donde el rol de los depositantes es clave en momentos de una tendencia estructural a la baja de la demanda de pesos", señaló Delphos Investment en su informe semanal.