Riesgo País, economía

El Riesgo País de la Argentina trepa este lunes un 14,8% o 244 unidades, a 1.897 puntos básicos, con lo que descuenta casi toda la mejora obtenida el jueves y el viernes pasados.

 

Aunque no hay operatoria en los mercados porteños, debido al traslado del feriado del 17 de agosto, los bonos soberanos argentinos negociados en el exterior exhiben bajas de precios aún con la falta de referencia de la operatoria local.

 

El riesgo país argentino descendió el viernes por segunda jornada consecutiva, luego de una ligera recuperación del peso y tras anuncios del Gobierno para lidiar con la crisis económica y financiera que disparó el resultado electoral del domingo.

 

Noticias relacionadas

El indicador de la banca JP.Morgan caía 80 unidades, a 1.659 puntos básicos a las 17.05 hora de Buenos Aires (2005 GMT), luego de trepar hasta los 1.960 puntos el miércoles como máximo desde noviembre de 2008 y contra los 860 puntos del viernes previo.

 

Los operadores coinciden en que los actuales niveles del riesgo país son semejantes a cuando un Gobierno afronta problemas de pago con su deuda pública.

 

"Dentro del contexto actual luce adecuado rebalancear las posiciones ya existentes en bonos soberanos argentinos en dólares con legislación local a bonos soberanos con legislación de Nueva York y bajo nivel de paridad", recomendó la banca de inversión Puente.

 

La moneda mayorista del país sudamericano se apreció un 4,36%, a 54,60/55,00 unidades al cierre, luego de ganar el 4,9% el jueves y contra una abrupta baja histórica de 24,7% en los tres primeros días de la semana.

 

Los bonos soberanos extrabursátiles aumentaron un 1,6% promedio, aunque la bolsa porteña revirtió la tendencia y cayó un 2,05% porque la agencia Fitch Ratings bajó la calificación de Argentina a "CCC", desde "B", por la incertidumbre política que incrementa la probabilidad de un default soberano o algún tipo de reestructuración.

 

El banco central de Argentina (BCRA) mantuvo equilibrada la tasa abonada en la primera licitación del viernes de Letras de Liquidez 'Leliq', al borde del récord de un 75% anual, dijeron operadores.

 

El viernes por la tarde, después de la rueda bursátil, las calificadoras de riesgo Fitch y Standard & Poor's (S&P) bajaron la nota crediticia de la deuda argentina.

 

Fitch puso a los bonos en calificación CCC, desde B, lo que implica una posibilidad concreta de Default. "La rebaja de las calificaciones de Argentina refleja una elevada incertidumbre política después de las elecciones primarias dle 11 de agosto, un endurecimiento severo de las condiciones financieras y un deterioro esperado en el entorno macroeconómico que aumenta la probabilidad de un incumplimiento soberano o una reestructuración de algún tipo", indicó Fitch.