Banco Central, Guido Sandleris

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, dijo que la devaluación del 19% que experimentó el peso argentino la semana pasada frente al dólar "ya está teniendo un impacto negativo en la inflación", por lo que se va a interrumpir el proceso de desinflación que se venía dando.


El funcionario, a cargo de la entidad monetaria, señaló que la estabilidad cambiaria es el "objetivo prioritario" de su gestión y confirmó que el Banco Central continuará con el sistema de intervención "en la medida en que las condiciones así lo requieran" con el objetivo de evitar una nueva escalada de la moneda extranjera.

 

"La inflación subirá en agosto y septiembre tras el 2,2% de julio", dijo el funcionario en un discurso expresado en la sede de la entidad rectora.
  

Sandleris sostuvo que él y su equipo de trabajo son "conscientes de la incertidumbre que genera el proceso electoral".
  

"Seguiremos introduciendo los ajustes necesarios para retomar el sendero de reducción de la inflación", agregó y señaló que "el compromiso del Banco Central es con los argentinos".

Noticias relacionadas

Sandleris reafirmó que las reservas internacionales "se utilizarán para preservar el tipo de cambio y garantizar la estabilidad del sistema financiero".


"El salto reciente en el tipo de cambio está teniendo un impacto negativo en los precios", afirmó el titular del BCRA y agregó: "La inflación subirá en agosto y en septiembre".

 

Sandleris dijo: "Somos conscientes de la incertidumbre que genera el proceso electoral".

 

"El compromiso del Banco Central es con los argentinos", subrayó en conferencia de prensa.