SE SUMA AL VIAJE DE MACRI

Lacunza analiza viajar a Estados Unidos para destrabar desembolso del FMI

El Gobierno cumplió las metas del acuerdo hasta el segundo trimestre del año y Estados Unidos, que tiene fuerte influencia en el directorio del Fondo, apoyaría ese desembolso, que es resistido por los países europeos que integran también la conducción del organismo.
Martes 10 de septiembre de 2019

Hernán Lacunza, ministro de Hacienda, conferencia de prensaHernán Lacunza, ministro de Hacienda

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, analiza viajar a Estados Unidos para destrabar ante el FMI el desembolso de 5.400 millones de dólares y reunirse con inversores.

 

El Gobierno cumplió las metas del acuerdo hasta el segundo trimestre del año y Estados Unidos, que tiene fuerte influencia en el directorio del FMI, apoyaría ese desembolso, que es resistido por los países europeos que integran también la conducción del organismo.

 

Por su parte, el presidente Mauricio Macri viajará en dos semanas también a Estados Unidos para participar de la Asamblea General de la ONU y reunirse con el presidente norteamericano, Donald Trump, encuentro que cobra relevancia por su peso clave en la aprobación de ese desembolso.

 

Noticias relacionadas

A pesar del respaldo estadounidense, un grupo de países europeos comenzó a marcar distancia y es partidario de esperar el recambio presidencial antes de decidir el desembolso, según trascendió de fuentes del FMI.

 

La demora en el envío de una misión oficial para aprobar las metas del acuerdo que liberarían el desembolso parece confirmar la hipótesis de que recién podría concretarse en noviembre, después de las elecciones.

 

Voceros del Palacio de Hacienda señalaron que "no hay ninguna novedad" sobre ese viaje, y que se espera que el jueves próximo el FMI, en su habitual conferencia de prensa, vuelva a opinar sobre la situación argentina.

 

Algunos economistas creen que con el virtual cepo cambiario y el reperfilamiento de deuda el Gobierno podría llegar sin sobresaltos al cambio presidencial, mientras que otros señalan que ese desembolso es crucial para lograr ese objetivo.

Hernán Lacunza
FMI
Estados Unidos
SE COMENZARÍA A PAGAR EN 2023

Gobierno oficializó oferta de pago de deuda a bonistas: tres años de gracia y 62% de quita de intereses

La propuesta incluye el canje de bonos por nuevos títulos que vencen entre 2030, 2036, 2039, 2043 y 2047, con rendimientos que van del 0,75% al 4,5%, denominados en dólares y euros.
Viernes 17 de abril de 2020

Alberto Fernández, Cristina Fernández, Horacio Rodríguez Larreta, coronavirus en Argentina, pandemia, NAReunión en Olivos para presentar la oferta a gobernadores, NA.

La Argentina presentó hoy ante la comisión de valores de Estados Unidos (SEC) la "invitación" a los bonistas para renegociar deuda por US$ 66.238 millones, con una quita del 62% en intereses y del 5,4% en el capital, y un plazo de gracia de tres años.

 

La propuesta incluye el canje de bonos por nuevos títulos que vencen entre 2030 y 2047, con rendimientos que van del 0,75% al 4,5%, denominados en dólares y euros.

 

El país informó que se propone "invitar" a ciertos titulares de bonos bajo ley extranjera a "cambiar esos instrumentos por nuevos bonos emitidos por la República".

 

La presentación detalla cuáles son los títulos que se propone canjear y el plazo de 20 días para aceptar o rechazar la propuesta.

 

Los plazos de los nuevos títulos se estructurarán con cupones de interés escalonados y vencimientos hasta 2047.

 

Los plazos de los nuevos títulos irán desde 2030 (los más cortos) hasta 2047.

 

La oferta implica una reducción en la carga de intereses de 62% (US$37.900 millones), un alivio en el stock de capital (5,4%, US$ 3.600 millones) y un período de gracia por tres años, hasta 2023.

 

A partir de 2023 el Gobierno empezaría a abonar un cupón promedio -una tasa de interés- de 0,5%, mientras que el promedio rondaría finalmente el 2,33%.

 

Los intereses empezarán a pagarse en 2022 en algunos de los nuevos títulos.

 

Los bonos que se canjearán serán los surgidos de las renegociaciones del 2005, 2010 y 2016, según la propuesta del Ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán.

 

Se espera un decreto del Poder Ejecutivo para darle el andamiaje legal a la operación que, según pretende el Gobierno, demandará tres semanas de negociaciones con los acreedores.

Deuda
Gobierno
FMI
REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

Guzmán sobre pago de deuda: "Argentina empezaría a pagar en 2023"

La propuesta fue explicada en la Quinta de Olivos por el ministro Martín Guzmán. "No estamos firmando un cheque en blanco, es algo que el país puede cumplir", dijo Alberto Fernández.
Jueves 16 de abril de 2020

Martín GuzmánMartín Guzmán.

La Argentina propuso a los acreedores un período de gracia de tres años para empezar a pagar deuda, y una quita de US$ 41.500 millones entre capital e intereses, y dio un plazo de veinte días para aceptarla, al advertir que "hoy no se puede pagar nada", en medio de la pandemia de coronavirus.
  

Así lo anunciaron el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un acto en Olivos junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la mayoría de los gobernadores.
  

La propuesta incluye una quita de US$ 3.600 millones en stock de capital, equivalente al 5,4%, y de US$ 37.900 millones en intereses, que llega al 62%.
  

"Argentina empezaría a pagar en 2023", señaló el titular de Hacienda, y advirtió que "hay gente jugando muy fuerte porque los acreedores quieren que la Argentina pague más y hay muchos intereses en juego".
  

"Tenemos que estar todos unidos atrás de esta oferta. Es una propuesta fundacional para sentar las condiciones de un desarrollo sano. Mientras tanto seguiremos trabajando día a día", pidió.
  

Como primer paso de la reestructuración, el Ministerio de Economía solicitó a la Comisión de Valores de Estados Unidos una autorización para emitir deuda por US$ 50.500 millones.
  

Guzmán detalló que la oferta propone un interés promedio de 2,33% en los bonos que se entregarán a cambio de los reestructurados, una quita de 3.600 millones de dólares en el stock de capital, equivalente al 5,4%, y de 37.900 millones en intereses, que corresponde al 62%.
  

El ministro advirtió que la Argentina "no puede pagar nada", destacó que la propuesta es "sostenible", y rechazó la posibilidad de un mayor ajuste fiscal, como piden los acreedores.
  

"Lo que se dice del otro lado es que tiene que haber más ajuste fiscal, rápido y en mayor cantidad. Eso destruiría el futuro, las oportunidades, de millones de personas en la Argentina", cuestionó el ministro, y prometió seguir buscando "el entendimiento entre las partes".
  

Indicó que la Argentina buscará con su propuesta "cambiar la estructura de bonos por otra que implique un período de gracia de tres años".
  

Destacó que hay "fuertes" coincidencias con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre cómo renegociar la voluminosa deuda.
  

Sostuvo que no sólo en la actualidad no se puede hacer frente al pago de la deuda, "sino que durante ciertos años no se puede pagar".
  

"Lo que la Argentina propone es algo consistente con lo que consideramos en un marco sostenible", enfatizó Guzmán, quien cuestionó que los acreedores piden "más ajuste fiscal, rápido y en mayor cantidad".
  

"La realidad es que eso destruiría el futuro y las oportunidades de millones en la Argentina. Es algo que nosotros no vamos a permitir", apuntó Guzmán.
  

Advirtió que "querer forzar pagos de deuda insostenible significaría una carga aún mayor, significaría condenar a millones más a la pobreza, al desempleo, a la pérdida de oportunidades y sueños".

 

AQUÍ, LA CONFERENCIA COMPLETA:

Deuda
FMI
Alberto Fernández
Martín Guzmán