Cacho Castaña y Mónica GonzagaCacho Castaña y Mónica Gonzaga

Castaña Castaña, además de sus grandes interpretaciones en el escenario, fue un gran seductor y mantuvo importantes romances con figuras del espectáculo y la farándula.

 

Las historias más recordadas son las que mantuvo con Susana Giménez, Mónica Gonzaga, Jorgelina Aranda, Diana María y Marina Cabrales.

 

Pese a que siempre afirmó que “los caballeros no tienen memoria”, las romances de El Matador siempre trascendieron por la fama que tuvo durante toda su carrera.

 

Noticias relacionadas

Su romance más comentado fue el que mantuvo con Susana Giménez: se conocieron mientras grababan una película pero en ese momento no pasó nada porque ella estaba de novia con Héctor Cavallero. Él mismo relató cómo siguió la relación y sobre todo cómo terminó.

Cacho Castaña y Susana GiménezCacho Castaña junto a Susana Giménez

 

"Lo nuestro empezó cuando estábamos haciendo teatro juntos, en Mar del Plata. Ella estaba en un impasse con Carlos Monzón. El primer beso fue entre bambalinas, la atraqué y la besé. La primera vez fue muy romántica, en la casa que ella vivía. Pero para su cumpleaños apareció Monzón y tuve que salir de la casa en el baúl de un auto porque me quería matar”, contó Cacho.

 

Tiempo después el boxeador y el cantante se encontraron en un boliche. “Le dije que si me rompía la cara me la hacía de nuevo con la plata que le iba a sacar”, relató con picardía para reconocer que "cuando estás caliente con una mina sos capaz de cualquier pelotudez”. También aseguró que lo suyo con la diva duro apenas siete meses pero podría haber sido “para vivir un gran amor”, y entre risas admitió que “Susana es ingenua todos le mordieron el monedero. Yo fui el único gil que no le sacó un sope”

 

Entre los amores iniciales de Cacho está el que vivió con Pochi Grey una cautivante vedette que brillaba en la década del 60. Ella había tenido un romance con el futbolista Miguel Brindisi pero cortó cuando se le cruzó Cacho. La relación duró cuatro años.

Cacho Castaña y Mónica GonzagaCacho Castaña y Mónica Gonzaga

Otra de sus relaciones más recordadas fue la que vivió en los 80 con Mónica Gonzaga, una de las diosas más deseadas de esa década. Estuvieron juntos cinco años, pero cuando ella se enteró que él le era infiel con su secretaria, le estampó lo que Cacho recordaría siempre como “la mejor cachetada de su vida”.

 

Cacho siempre reconoció que Gonzaga fue una de las mujeres más importantes de su vida y la única con la que alguna vez pensó tener un hijo. En el año 2011, los fotógrafos los sorprendieron cenando en un restaurante y enseguida hubo rumores de noviazgo que Cacho desmintió con un “es una amiga. En serio, déjense de joder”.

 Cacho Castaña y Silvia PeyrouCacho Castaña y Silvia Peyrou

 

Un amor que no terminó bien y resultó digno de un culebrón fue el que vivió con la vedette Silvia Peyrou. Se conocieron en la obra “Un cacho de corona”. A las pocas semanas, ella le confesó que esperaba un hijo suyo. Cuando nació el cantante le dio su apellido. Sin embargo tres años más tarde estalló el escándalo: Cacho dijo que Santino no era suyo. Luego de un examen de ADN, la Justicia determinó que no era su padre biológico. “Nunca se lo perdoné a Peyrou y es la única mujer con la que nunca me reencontraré. Lo que me hizo fue muy feo”.

 

A la lista de amores hay que sumar el que mantuvo con la actriz y vedette Selva Mayo. Estuvieron un año y medio juntos y se casaron bajo el rito umbanda, algo que como admitió tiempo después “fue una truchada”.

 

Otra de sus relaciones fue la ex modelo Jorgelina Aranda. “Lo nuestro fue oficial. ¡Éramos puro fuego!”, admitió él, y se animó a confesar que sus mejores performance sexuales fueron con ella.

Cacho Castaña y Diana MaríaCacho Castaña y Diana María

Otra de las mujeres que enamoró a Cacho Castaña fue la cantante Diana María, con quien se casó el el 22 de septiembre de 1978 y el 25 por iglesia pero a los seis meses se separaron cuando trascendió la relación del recién casado con Mónica Gonzaga.

 

Las últimas mujeres de Cacho fueron mucho más chicas que él. En el 2006 se enamoró de Andrea Sblano, la hija de su mejor amigo y 37 años menor que él. Con 63 años se animó pasar por el Registro Civil. El matrimonio duró cinco años y se separaron de común acuerdo en el 2011. Pero en el 2015 el buen vínculo voló por los aires cuando Cacho denunció que su ex mujer le había vaciado dinero de sus cuentas y le debía un gran monto de alquileres.

Casamiento de Cacho Castaña con Marina RosenthalCacho Castaña y Marina Rosenthal Cabrales

En el 2016 y contra todos los pronósticos con sus 74 años volvió a apostar al amor y reincidió en el matrimonio. La elegida fue Marina Rosenthal Cabrales, una psicóloga marplatense 34 años menor. “Solo pensé que ella se merecía que le propusiera ser mi esposa”, confesó antes de la boda y agregó “siempre amé, pero es la primera vez que me sobrepasa lo que me devuelven del otro lado. Me siento amado. Quizás antes no me di cuenta que me amaban o no me amaban pero a los 74 años, esto recién empieza”.

 

Una a una, las historias de amor de uno de los grandes galanes de nuestro país y un seductor sin igual que marcó la vida de muchas mujeres