AschiraAschira madre de Eva y Paloma. 

Eva Vigil Ruiz, la hija mayor de Aschira, habló sobre el distanciamiento entre la astróloga fallecida la semana pasada y su media hermana, Paloma Fort. La mujer compartió una carta que escribió para recordar a su madre, en la que destaca que su madre tuvo que salir adelante siendo "mamá y papá".

 

Encarnación Ruiz Ruiz, como era su verdadero nombre, se había ido a vivir a España en el 2010. “Pidió volver a Madrid para estar con su familia y con todo pesar abandonó la ciudad de Buenos Aires que tanto la quería y consideraba su casa”, contó Eva. Desde el año pasado y tras haber sufrido un brote piscótico, Ashchira estaba viviendo en un hogar.

 

Hace muchos años Aschira no tenía contacto con su hija menor, Paloma, fruto de su relación con Felipe Fort, abuelo de Ricardo y fundador de la fábrica de chocolates. Según ella había contado en un programa, su madre la habría confesado que en realidad era hija de Carlos (papá de Ricardo).

 

Noticias relacionadas

Paloma llevó el caso a la justicia y había dicho que: “Soy fruto de la relación de Aschira con Carlos Fort. Ella vivía con Felipe Fort pero se acostaba con Carlos. Felipe se llevó un disgusto grande cuando Carlos le dijo que yo no era hija de él. Él se enfrentó a esta señora y tengo testigos presenciales”.

 

Eva se encargó de darle la noticia de la muerte de su madre a Paloma, quien de inmediato lo dijo en Twitter. “Hace unos minutos me avisaron que mi Madre falleció anoche en Madrid”, escribió la mujer radicada en Londres junto con un emoji de una carita con una lágrima.

 

Con respecto a los dichos de su hermana que asegura que es hija de Carlos Fort y que solo Aschira sabía la verdad, fue determinante: “Mi madre no se llevó ningún secreto a la tumba; yo estaba ahí y lo sé todo. Y ahora voy a tirar para adelante, caiga quien caiga".

 

“Tuvo un gran pasado como cantante de zarzuela, viajando por todo el mundo. Luego se reinventó como astróloga, colaborando con varias revistas y publicando libros, no puedo dejar de recordar su famoso almuerzo con Mirtha Legrand con los Midachi, Tusam y Ricky Maravilla, que batió todos los récords de audiencia”, recordó Eva.

 

“Le gustaba la música de Frank Sinatra, las películas de Paul Newman, Hitchcock y las de mafiosos, las retrospectivas en Sociedad Hebraica y el San Martín, ir a comer a los restaurantes españoles de avenida de Mayo, que la reconocieran por la calle y contestar con su famoso ‘Hala, hala’ . Amaba a su público, nunca negó una sonrisa ni una palabra a nadie que la parara en la calle (y reconozco que esto a veces me hacía enojar)", escribió.