Uñas semipermanentesUñas semipermanentes

Llegan las vacaciones y te dejamos una serie de recomendaciones para llegar de la mejor manera a la playa o las sierras.

 

Ondas de playa sin pasar por la peluquería: podés lucirte sin hacer ningún esfuerzo ni gasto. Después de lavarte el cabello y cuando apenas está húmedo, haces una trenza de cada lado de la cabeza. Al secarte el cabello -con secador o de modo natural- tu pelo quedará con una espectaculares ondas de playa y que podés hacer durar más tiempo solo con un poco de spray.

 

Pestañas de ensueño: Si no te animás aún a ponerte pestañas postizas, podés optar por las extensiones de pestañas. Las hay pelo a pelo o en tiras. Con muy pocos cuidados, como evitar mojarlas, podés lucir unas pestañas dignas de una actriz de Hollywood.

 

Noticias relacionadas

Cambiar el color de tus ojos?: Podés probar lentes de contacto en azul, celeste, verde, amatista, miel, violeta, marrones y hasta turquesa. Un par de lentes descartables suelen duran 30 posturas, tiempo más que suficiente para jugar a cambiar el color de tus ojos durante tus vacaciones.

Lentes de contacto de color

Esmalte semipermanente de manos y pies con uñas decoradas: el nail art queda espectacular en manos y pies bien cuidados y bronceados. Es posible presumir con tus uñas, con el diseño que hayas elegido, durante todas tus vacaciones y sin preocuparte porque se te haya saltado el esmalte.

 

Bronceado artificial sin esfuerzo: De eso se tratan los autobronceantes, que muy lejos están de aquellos tonos anaranjados que antes dejaban en la piel, y ahora brindan un envidiable color dorado. Con una aplicación día por medio, se puede mantener un bronceado perfecto y sin riesgos para tu salud.

 

Jugar con un nuevo color de cabello: El verano puede ser un buen momento para hacer ese cambio de look al que no te animás durante el año. Y, si a la vuelta de las vacaciones aún no te habitúas con el nuevo estilo, podéss volver fácilmente a tu color.

 

Uñas esculpidas y en forma de garra: Las “garras” se imponen y ganan terreno entre las mujeres más audaces. Con buenos cuidados, las uñas esculpidas pueden durar impecables hasta un mes y, así, uno se olvida de la manicura durante las vacaciones.