Recesión - Importaciones desde BrasilImportaciones.

Un informe de la Fundación Capital vaticinó que la inversión extranjera caerá nuevamente este año en Argentina. En dicho documento señala que “la inversión se contraerá un 9,8% interanual, acumulando un descenso del 30% respecto al año 2017. No obstante, si efectivamente se lograra un repunte económico para la segunda mitad del año, la inversión mostraría un signo positivo hacia el último cuarto treimestre, tras nueve trimestres consecutivos en rojo”.

 

En 2019 cayó un 17,9% según la FC. Por su parte el estudio Ferreres estimó que la reducción fue del 11,1% , luego de una caída del 5,7% en 2017.

 

Según el informe “se viene contrayendo a una tasa anual de dos dígitos desde el segundo trimestre de 2018; de este modo, el año pasado habría cerrado con una merma del 27,2% por ciento, restándole nueve puntos a la inversión”.

Noticias relacionadas

 

El sector más golpeado es el material de transporte importado: sufrió una caída del 55 por ciento el año pasado.

 

La fundación estima que en 2020, caerá un 14,7%.

 

Orlando Ferreres también prevé que la inversión directa será muy baja durante le 2020.

 

El informe muestra que la Inversión Bruta Interna Mensual (IBIM) muestra que la contracción de 2019 “estuvo empujada particularmente por los menores niveles de inversión en equipos durables de producción, especialmente en los de origen importado, que sufrieron los golpes devaluatorios de abril y octubre”.

 

La consultora estimó para diciembre una caída de la inversión de 9,2% anual. En la medición a precios constantes la inversión representó el 21,1% del PIB en diciembre, mientras que medido en dólares, se invirtieron US$ 5.706 millones. Para el total de 2019, se contabilizó una inversión de US$ 73.673 millones

 

Para Ferreres, el sector de la construcción se encuentra “aletargada desde mediados de 2018, y no logró recobrar dinamismo durante 2019. Cabe destacar que los últimos meses del año estuvieron signados por una larga transición de gobierno, la cual generó incertidumbre en los agentes, que anticipaban un cambio de la política económica, pero sin contar con precisiones”.

 

 

Fausto Spotorno, director del estudio, dijo: “No hay razón para que la inversión crezca por el cepo y por la falta de perspectivas de crecimiento económico, aunque pueda haber un rebote corto una vez que se solucione el problema de la deuda; pero será corto porque para los privados la restricción no es la deuda sino problemas estructurales que cada vez son más difíciles de resolver".