Puerto Deseado, detenidosIdentikit de detenidos.

Un adolescente de 16 años confesó este lunes haber participado en la violación de una mujer y el crimen de su hijo de 4 años en Puerto Deseado y aportó datos que permitieron hallar el teléfono celular que le habían robado a la víctima, tras lo cual quedó imputado en el hecho y será trasladado a centro de contención de menores de la ciudad de Río Gallegos, informaron fuentes de la investigación.

Noticias relacionadas

 

Se trata del mismo adolescente que ya había sido demorado horas después del hecho y luego liberado por el juez de la causa, Oldemar Villa, y en las últimas horas pidió declarar tras ser asesorado por un defensor de Menores y confesó haber participado en el hecho, aunque afirmó que fue "obligado" por Omar Alvarado, el otro joven detenido en el marco de la investigación.

 

En tanto, por la tarde la mujer abusada identificó en una rueda de reconocimiento al adolescente como la segunda persona que participó del ataque y que se llevó a su hijo, que finalmente apareció asesinado a golpes.


El ministro de Seguridad de la provincia, Lisandro de la Torre, agregó que el adolescente que confesó este lunes el hecho era trasladado esta misma tarde a la ciudad de Río Gallegos para ser alojado en un centro de detención juvenil, a disposición del área de Minoridad.

 

Por el hecho, ya se hallaba detenido desde la noche del sábado un joven identificado como Omar Alvarado (24), por orden del juez Villa, quien lo acusó de los delitos de "rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del niño de 4 años)".

 

Los detenidos tienen rasgos esquizofrénicos al igual que el joven de 24 arrestado.

 

El juez de la causa, Oldemar Villa, ordenó realizar una junta psiquiátrica para que los especialistas determinen si los dos acusados por el crimen del nene y la violación de la mamá pueden ser juzgado o son inimputables.