Bake Off Argentina DamiánDamián es participante de la versión Argentina de Bake Off, TELEFE.

Durante el transcurso del nuevo desafío creativo del programa de este domingo de Bake Off Argentina, los participantes debían realizar una caja con 21 galletitas danesas. El jurado había brindado la consigna, aclarando que debían ser exactamente esa cantidad, ni más ni menos. Y que la presentación debía ser prolija y linda.

Noticias relacionadas

 

“¿Cuántas galletas serán?”, preguntó Christophe al recibir la caja de Damián. Y luego de sacarlas de la caja y contarlas, confirmó lo insospechado: “22”. El jurado lo resaltó, ante la cara de asombro del pastelero. Paula Chaves, conductora del ciclo, decidió intervenir, intentando atenuar el reto y señaló que “una es para mí”, pero solo logró risas de los presentes, aunque no pudo evitar la advertencia que llegaría para Damián.


″Más allá del chiste, cuando decimos 21, no son ni 20 ni 22. Cuidado con eso. Son detalles que marcan una distracción tuya, es la que te juega siempre en contra", le remarcó Christophe. Pero lejos de hacerse cargo del error cometido, Damián brindó una excusa insólita. “Soy pastelero, no soy contador”, dijo el concursante luego, cuando se le pidió una declaración sobre el momento vivido en la carpa del certamen. La devolución del jurado continuó, y ante el asombro de Damián, Christophe le consultó: “¿Estás preocupado? Yo te entiendo”. Aunque rápidamente dio vuelta la respuesta y señaló: “Pero está riquísimo”.

 

Finalmente el propio jurado fue quien hizo una broma con la cantidad de galletitas. “Hizo ocho porque están de la hostia, como dicen en España. Es muy rico. Y la rellena tiene una prolijidad digna de un pastelero aficionado a las galletas de estas pastelerías tradicionales en las que voy a buscar ese tipo de detalles. Para mí es una prueba lograda”, agregó Christophe en la devolución.

 

El jurado Damián Betular dio su veredicto, quien sostuvo. “Yo no la noté prolija cuando la abrí”, y señaló que dentro de la lata había “un tsunami”. “Sinceramente, me quedaban 30 segundos para enlatar”, retrucó el participante, a lo que el jurado le respondió: “Se notaron esos 30 segundos; lo visual es muy importante en la pastelería. Salvo eso, de sabor estaba muy bien, lástima que había 22”.

 

Durante la emisión de este domingo sucedió un hecho inédito: ninguno de los participantes se quedó con el delantal de pastelero estrella de la semana, ya que -según señaló el jurado- todos estuvieron a medias y no hubo uno solo que pudiera lograr un buen equilibrio entre los dos desafíos planteados en la jornada

 

Damián finalmente fue uno de los elegidos por el jurado para quedar entre los participantes al borde de la eliminación, aunque fue salvado a último momento y pasó a la siguiente instancia del certamen. Quien abandonó la carpa de Bake Off este programa fue Gerardo, que -con lágrimas en los ojos- señaló que sintió orgullo de haber participado en el reality.