BRUTAL ASESINATO

Una pareja fue condenada por matar con "violencia inusitada" a su hija de dos años

Dictaron prisión perpetua para Miguel Cristo y 16 años de prisión para Yanina Lescano. El testimonio clave y desgarrador de la hermanita de Nahiara fue clave para el esclarecimiento.
Viernes 15 de mayo de 2020

Pareja condenada por asesinar a su hijaJuicio contra los padres de la niña asesinada. Foto: ElOnce.

Nahiara Cristo habría cumplido cuatro años pero no llegó a festejarlo porque fue asesinada En febrero de 2019, todos sus órganos fallaron luego de ser torturada durante meses por su papá. Este jueves la Justicia de Entre Ríos condenó a la pena máxima a Miguel Ángel Cristo por matarla "con violencia inusitada" . Su pareja, Yanina Lescano, recibió 16 años de prisión.

 

Por unanimidad, Cristo fue tomado como autor material y penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo con ensañamiento y alevosía de su hija Nahiara, que entonces tenía dos años."Desplegó durante un período de tiempo de más 40 días un accionar positivo para ejecutar de manera crónica y sistemática actos de inusitada violencia contra la víctima utilizando elementos duros y romos, líquidos calientes, elementos redondeados e incandescentes, elementos para atarla comprimirla e inmovilizarla", argumentó el juez Gervasio Labriola en su fallo.

 

En el caso de la madrastra de la nena asesinada, que meses atrás cuandosperaba el juicio se convirtió en la "hermana del alma" de Nahir Galarza dentro de la cárcel, el Tribunal consideró que fue autora material y responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, mediando circunstancias extraordinarias de atenuación que, a su entender, explican el "estado de indiferencia o ajenidad" de Lescano frente a la situación de Nahiara.

 

Noticias relacionadas

Si bien descartaron la "violencia de género y sumisión" de las cuales Yanina Lescano alegó haber sido víctima, tuvieron en cuenta nueve atenuantes a la hora de decidir su condena. Entre ellos, los jueces refirieron una "vulnerabilidad extrema", que fue institucionalizada desde muy chica, que tuvo nulo o escaso contacto con sus padres y que sufrió falta de referentes afectivos de su confianza. "Todo esto dejó huellas en su psiquismo, lo que fue acreditado mediante las pericias", afirmó Labriola.

 

La hermana de la niña fue una testigo clave en el hecho: "Le pegaba todo el día, en todo el cuerpo".

 

Un testimonio clave en el debate fue el de una de las hijas biológicas de Lescano, "quien tuvo la desgracia de presenciar las atrocidades que sucedían adentro de la vivienda", señaló el juez Labriola según indicó Elonce.

 

Pareja condenada por asesinar a su hija	Nahiara junto a su padre.

 

De manera espontánea el día posterior a la muerte de Nahiara, su hermanita contó: "Papá le pegaba a Nahiara porque se portaba mal. No le hacía caso, le pegaba fuerte con la mano y con el cinto. Ella no lloraba, se la aguantaba".

 

"Le pegaba todo el día, en todo el cuerpo. Tenía sangre, después se secaba, después había sangre de nuevo. Tenía lastimado los pies, porque le pegó todo el día en los pies. No podemos sentarnos en una silla, es de Nahiara, está toda con pis y sangre", agregó la menor.

 

Su duro y angustiante relato fue llevado al expediente: "Nahiara no tenía pelo, papá se los tiraba. Mamá se quería ir, pero papá le decía que se quede". En el informe confeccionado por el Copnaf se agregó qué pasó el día fatal: "Nahiara se había hecho caca y papá la llevó al baño para limpiarla y ella se ahogó".

 

Hasta que la sentencia esté firme, los dos condenados mantendrán las mismas condiciones de encierro que hasta ahora. Cristo seguirá preso en la Unidad Penal de Paraná, mientras que Lescano continuará con domiciliaria.

Nena asesinada
Pareja
Detenidos
DOS POLICIAS DETENIDOS

Según autopsia, Lucas Verón, joven asesinado por policías en su cumpleaños, recibió tiro mortal en el pecho

El resultado de examen fue dado a conocer en las últimas horas. Por el asesinato hay detenidos dos agentes del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de González Catán.
Domingo 12 de julio de 2020

Lucas Verón, joven asesinado por policías en su cumpleañosEl joven junto a su madre poco antes de su muerte.

Lucas Nahuel Verón, joven de 18 años que cayó asesinado en su cumpleaños en medio de una persecución en el partido bonaerense de La Matanza y por cuyo crimen han detenido a dos policías, recibió un balazo con orificio de entrada en el tórax y de salida en la espalda que lesionó sus pulmones y el corazón, causándole la muerte. Así lo arrojó el resultado preliminar de la autopsia practicada al cuerpo de la víctima, confirmaron fuentes judiciales.

 

Según el examen de los médicos forenses de la Morgue Judicial de Lomas de Zamora, no se pudo conseguir un proyectil o plomo del cadáver para un futuro cotejo balístico ya que el tiro atravesó al chico de adelante hacia atrás.

 

También, los peritos del Ministerio Público este martes darán comienzo con el análisis comparativo de las dos pistolas 9 milímetros de los acusados con la misma cantidad de vainas de ese calibre secuestradas en la escena del crimen para determinar quien efectuó los disparos.

 

Hasta el momento los efectivos policiales Ramón Ezequiel Benítez y Cintia Duarte quedaron como únicos imputados por el fiscal de la causa, Juan Pablo Tahtagian, del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la condición de policías ”. Ayer, los agentes se negaron a declarar en sede judicial.

 

La Justicia tiene la secuencia de las filmaciones captadas por las cámaras de seguridad de la zona donde se observa parte de la persecución, por las cuales se logró identificar el móvil policial, pero no el momento exacto cuando uno de los efectivos dispara contra el joven.

 

El hecho tuvo lugar cerca de la 1:30 del sábado en el barrio Villa Scasso. Los primeros indicios apuntaron a ambos policías y a un proyectil de sus armas de fuego como el causal de la muerte de Verón. Los investigadores indicaron que Verón volvía con su amigo de 17 años, apodado “Moneda”, en una moto y por razones que todavía no fueron dilucidadas comenzaron a ser perseguidos por un móvil del CPC, ocupado por la pareja de policías.

 

Según las fuentes, el patrullero impactó por detrás al vehículo en el que iban Verón y “Moneda”, quienes automáticamente cayeron al piso. Según el relato del sobreviviente los empezaron a seguir a la nada. Se quisieron dar a la fuga porque se asustaron. Allí los chocaron, perdieron el control de la moto y cayeron, indicaron fuentes cercanas a la investigación.

 

Policías detenidos por muerte de Lucas VerónRamón Ezequiel Benítez y Cintia Daiana Duarte son pareja y están detenidos.

 

Allí manifestaron que quien conducía el móvil policial, Benítez, bajó y efectuó dos disparos. “Verón iba atrás y fue herido por uno de sos balazos. Ambos cayeron a unos 20 metros con la moto. El amigo, que iba manejando, corrió hasta la casa de Verón para avisarle a la familia de lo que había pasado”, agregaron.

 

Benítez de 33 años, es empleado del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires desde 2015, antes había trabajado para el Ejército Argentino, según sus registros previsionales. Duarte tiene 26 años y desde el mismo año que Benítez es empleada del Ministerio de Seguridad bonaerense.

 

Tras el crimen, Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia desafectó a los dos agentes involucrados en este hecho y les retiró el permiso de uso de uniforme, placa y armas (que ya estaban a disposición de la Justicia). Los policías son pareja en su vida privada y tienen tres chicos.

 

En tanto, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) aseguró en un comunicado que se trató de un caso de “gatillo fácil” ya que “oficiales de la bonaerense persiguieron y fusilaron a Lucas en Villa Scaso, La Matanza”.

 

Los asesinos de mi hermano fueron los policías Ezequiel Benítez y Cintia Duarte. Es más, por eso ya los echaron de la policía. Fueron ellos y sólo esperamos que se haga justicia”, dijo Cintia Verón, la hermana mayor del chico asesinado. Desde la investigación fueron tajantes con una afirmación: “El más complicado es Benítez”.

Baleado
Muerte
Autopsia
Detenidos
Policías
GONZÁLEZ CATÁN

Joven murió el día de su cumpleaños tras ser baleado en persecución: dos policías detenidos

La víctima, de 18 años, recibió un balazo en una persecución. Falleció luego de arribar al hospital Evita de González Catán. Los efectivos policiales acusados se negaron a declarar.
Sábado 11 de julio de 2020

Murió joven de 18 años tras ser baleado en persecuciónLucas Nahuel Verón, muerto en persecución.

Un joven de 18 años murió luego de ser baleado en una persecución por las calles de la localidad bonaerense de González Catán, en el partido de La Matanza, y por el hecho fueron detenidos dos policías.

 

El violento episodio se produjo en horas de la madrugada de este viernes y tuvo como víctima al joven Lucas Nahuel Verón.

 

Según informaron fuentes policiales, el chico festejaba su cumpleaños en una casa, cuando salió con un amigo a bordo de una moto y comenzó una persecución policial por motivos que no se habían determinado.

 

En ese marco, el patrullero en el que dos policías, un hombre y una mujer, perseguían a los jóvenes embistió la moto en la que intentaban escapar, en la intersección de la calles Juan Llerena y Domingo de Achával.

 

Los dos ocupantes de la moto cayeron al suelo e intentaron completar la huida a la carrera.
Fue entonces cuando uno de los policías que se encontraba en la patrulla, bajó de la misma y realizó al menos tres disparos contra los jóvenes, uno de los cuales dio en Verón, quien cayó gravemente herido, luego de recorrer algunos metros en la huida.

 

Los dos policías escaparon del lugar y según afirmaron fuentes ligadas a la investigación del caso, no habrían informado a sus superiores sobre lo ocurrido.

 

El joven herido fue trasladado por familiares al Hospital Simplemente Evita, de González Catán, donde murió a los pocos minutos.

 

Tras un relevamiento de cámaras de seguridad de la zona, se pudo identificar al patrullero y se logró identificar a los dos policías que participaron del hecho, los que posteriormente fueron detenidos.

 

Los dos detenidos fueron puestos a disposición del fiscal Juan Pablo Tahtagián, del Departamento Judicial de La Matanza, quien los llamó a ingatoria, pero ambos se negaron a declarar.

 

En tanto, la Auditoría Interna del Ministerio de Seguridad provincial desafectó a ambos efectivos, además de abrir una investigación por el caso.

Detenidos
Policías
Baleado
Persecución
González Catán