CUÁDRUPLE FEMICIDA

Murió Ricardo Barreda, autor de la masacre de La Plata

Se encontraba internado en un geriátrico en la localidad bonaerense de José C. Paz. Tenía 85 años.
Lunes 25 de mayo de 2020

Ricardo BarreraRicardo Barreda

Ricardo Barreda, el autor de uno los casos más resonantes de la historia policial argentina, falleció este lunes a los  85 años. Estaba internado desde hace algunos años en un geriátrico de la localidad bonaerense de José C. Paz.

 

La masacre cometida por el odontólogo platense fue uno de los casos más resonantes de la historia policial argentina.

 

El 15 de noviembre de 1992, en su casona de calle 48 entre 11 y 12 de La Plata, Barreda (82) mató a escopetazos a su esposa Gladys Margarita Mac Donald (57), su suegra Elena Arreche (86) y sus hijas Celina (26) y Adriana (24).

 

Noticias relacionadas

El odontólogo primero negó la acusación del cuádruple crimen e intentó hacer pasar el hecho como un robo a su casa, pero finalmente confesó; y en 1995 fue condenado a reclusión perpetua por triple homicidio calificado y un homicidio simple.

 

Según contó él mismo en el juicio, los homicidios fueron una reacción suya a los maltratos y humillaciones que recibía de todas ellas.

 

"Lo siento por mi hija más chica, que fue a la que menos le di y de quien más recibí", declaró en aquel debate oral que terminó con él en la cárcel, donde con los años se dedicó a estudiar Derecho.

 

Recién en mayo de 2008 Barreda abandonó la Unidad Penal 9 de La Plata al ser beneficiado con un arresto domiciliario y se fue vivir con su nueva pareja, Berta "Pochi" André, quien murió en julio de 2015 como consecuencia del deterioro de su salud a raíz de graves problemas neurológicos.

 

En diciembre de ese mismo año, y luego de varias idas y vueltas judiciales, Barreda recibió la libertad condicional, mientras que en mayo de 2016 se declaró "extinguida la pena impuesta" y se hicieron "cesar las accesorias legales impuestas".

 

A partir de esta resolución, Barreda quedó en plena libertad y ya no tuvo que ser controlado por la Justicia.

Ricardo Barreda
Femicidios
EXCLUSIVO CANAL 26

Pandemia de femicidios en la Argentina: hubo 55 crímenes desde el inicio de la cuarentena

Además, 135 mujeres fueron asesinadas por violencia machista en lo que va del año. Mirá el completo informe de Andrés Klipphan en la nota.
Miércoles 3 de junio de 2020

Marcha de Ni una menosMarcha de Ni una menos

Durante estos días de cuarentena en el país se desató una verdadera pandemia de género.

 

Durante la cuarentena obligatoria ocurrieron 55, y en lo que va del año, 135 mujeres fueron asesinadas por violencia machista.

 

Según una investigación realizada por la ONG La Casa del Encuentro, el 71% de los crímenes se realizaron en la casa de la víctima. Por esa razón el organismo sostiene que “la violencia de género aumenta en la convivencia obligada, siendo la vivienda el lugar más inseguro”.

 

Ellas fueron apuñaladas, quemadas, golpeadas, desmembradas, degolladas. y en muchos casos, sus pequeños hijos fueron, o víctimas, o testigos aterrados de la masacre. Algunos ejemplos bastan para comprender la situación.

 

Jésica Minaglia fue asesinada en su hogar el 14 de abril pasado. El criminal fue su ex pareja Pablo Núñez, un cabo de la policía de Santa Cruz. La golpeó en la cabeza con un martillo hasta quitarle la vida, según entendió la Justicia. Después simuló que la había encontrado tirada y por eso dio aviso a la Policía.

María Esperanza Fernández también fue asesinada en su casa de San Pedro. Su hija la encontró muerta envuelta en una frazada sobre la cama. El femicida fue detenido luego de pasar seis días prófugo.

 

Natalia Coronel es otro de los casos. La mujer fue atacada en Tucumán por su pareja que la dejó agonizando en el fondo de la vivienda.

 

Julieta Riera tenía 24 años, cuando su pareja, Jorge Julián Christe, de 31 años, la lanzó desde un octavo piso del departamento que compartían en la ciudad de Paraná.

 

Patricia Frete, una psicóloga de 47 años fue degollada en su propia casa por su ex pareja, Miguel Massolo, quien intentó suicidarse después de herir a la hija de la mujer, que también fue herida y ya está fuera de peligro. El presunto asesino está detenido.

 

Sandra Benítez, de 52 años, que vivía en la localidad bonaerense de Campana, fue apuñalada y falleció en el hospital. El principal sospechoso es su esposo Gustavo Di Matteo, de 50 años, quien tras el ataque escapó en un auto, pero fue detenido.

 

Romina Roda, de 23 años, y madre de 3 hijos fue asesinada en Entre Ríos. El femicida, Jonathan Eduardo Rivero, se presentó en el hogar de Romina alrededor de las 8:30 horas de la mañana y la apuñaló delante de su hija de dos años. Después escapó del lugar, fue a la casa de un sargento de la policía y se entregó.

 

En Catamarca, Brenda Gordillo, de 24 años fue golpeada y arrojada por una escalera. el asesino fue su novio Naim Vera, de 19. Después de morir por el impacto de la caída, quemó su cuerpo en una parrilla y lo descuartizó. finalmente, lo descartó, como si fuese basura, en un contenedor ubicado a metros de su vivienda y a la vera de la ruta provincial 4, a la altura de la quebrada del río "El Tala". Luego, contó a un amigo y a sus padres lo que había hecho. Fueron sus padres quienes resolvieron llevarlo a la brigada de investigaciones de Catamarca, acompañado de un abogado. allí, confesó y quedó detenido.

 

Sabrina Vanesa Ovalle fue asesinada a puñaladas por su ex pareja, César Díaz, quien, tras la agresión, se autolesionó, fue reducido por vecinos y terminó detenido e internado. Ocurrió en la casa donde vivía la mujer, en Cuyo 835, de Ituzaingó. Sobre el femicida pesaba una orden de restricción de acercamiento, que en los hechos no se cumplía.

 

Florencia Coria fue rociada y prendida fuego por su ex pareja, Cristian Cabrera con quien tenían una hija de 3 años. El ataque se produjo en su casa de villa constitución. la joven quedó internada con el 90% del cuerpo quemado, hasta que falleció, después de una dolorosa agonía. El femicida había sido puesto en prisión domiciliaria. cuando fueron a su casa a notificarle del deceso y del correspondiente cambio de carátula de la causa, Cabrera abrió la puerta y se escapó. fue recapturado al día siguiente.

 

“Es responsabilidad del estado garantizar que las políticas públicas implementadas en este contexto de excepción cuenten con perspectiva de género y atiendan la problemática de la violencia y las desigualdades que azotan a las mujeres”, destacaron en un comunicado desde la Casa del Encuentro. También advirtieron que en este período de cuarentena “la violencia de género está recrudecida”.

 

El breve repaso, de tan solo quince casos, hablan por si solo.

Femicidios
Cuarentena
#NiUnaMenos
Canal 26 (categoria)
MURIÓ A LOS 83 AÑOS

Masacre de La Plata: los aberrantes detalles de los femicidios de Ricardo Barreda

El escenario fue una casona de la calle 48 entre 11 y 12 de La Plata, donde Barreda convivía con su esposa Gladys Margarita Mc Donald (57), su suegra Elena Arreche (86) y sus hijas Celina (26) y Adriana (24).
Martes 26 de mayo de 2020

Masacre de La Plata, crimen de Ricardo BarredaRicardo Barreda.

El odontólogo Ricardo Barreda, quien murió a los 83 años, conmocionó a la opinión pública en 1992 cuando mató a sus dos hijas, su esposa y su suegra en una casa de La Plata, señaló alguna vez que se arrepintió de lo que había hecho, pero aclaró que "volvería a actuar de la misma manera", porque, siempre dijo: "eran ellas o yo".

 

"Estoy arrepentido. Pero en el momento que fue, y en las circunstancias como fueron y como se fueron dando escalonadamente, creo que actuaría de la misma manera. Sentí liberación", aseguró Barreda en una entrevista televisiva en 1995 sobre lo que había sentido tras el cuádruple crimen, antes de que la Justicia condene a pisión perpetua.

 

El 15 de noviembre de 1992 en su casa de La Plata a sus hijas, Adriana, de 24 años y abogada, Cecilia, de 26 y odontóloga, a su esposa, Gladys McDonald, de 57, y a su suegra, Elena Arreche, de 86, en la casa que compartían en la ciudad de La Plata.

 

"Fue una cosa que se me fue haciendo carne. Porque estaba la cosa dada que era, o ellas o yo. Solo viviendo ahí se podía entender", había dicho Barreda sobre lo que, para él, era estar conviviendo con sus hijas, su esposa y su suegra.

Masacre de La Plata, crimen de Ricardo Barreda 

Incluso, en varias ocasiones dijo que las mujeres lo trataban de "conchita" (sic) cada vez que le hablaban y que tenía que hacer tareas en la casa.

 

"Lo ignoraba, directamente", comentó Barreda sobre lo que hacía cada vez que lo llamaban así, y en también aseguró sentir "toda la presencia satánica a mi alrededor".

 

Barreda afirmó que "siempre creí en Dios" e incluso en otra entrevista había dicho que era "una cosa que parece irreal, todo lo que estoy viviendo. Es una cosa que es como que uno está inmerso en algo que nunca pensó que le podía llegar a pasar".

 

Tras concretar el cuádruple femicidio, Barreda contó que arrojó todos los cartuchos de la escopeta con la que mató a sus familiares en una boca de tormenta.

 

Luego, según quedó acreditado en el marco de la causa, el odontólogo se deshizo de la escopeta tirándola en un canal en las afueras de la ciudad de La Plata.

Masacre de La Plata, crimen de Ricardo Barreda 

Barreda se sentó en un banco y miró a los elefantes como si contemplara una obra de arte. Luego se quedó fascinado con la jirafa. Cuando salió del zoológico de La Plata, dejó flores en las tumbas de sus padres y se encontró con su amante en una pizzería.

 

Comieron, bebieron y tuvieron sexo en un hotel alojamiento. Cuando volvió a su casa, Ricardo Barreda se encontró con los cadáveres de su esposa, su suegra y sus dos hijas. Mucho antes del zoológico, el cementerio, la pizzería y el hotel, el odontólogo había matado a escopetazos a toda su familia. Pero esa noche pareció olvidarlo. Llamó a la policía con el mismo tono con el que hubiera llamado para pedir un turno con el médico.

 

En 1995 Barreda fue condenado a reclusión perpetua por triple homicidio calificado y un homicidio simple y en mayo de 2008 abandonó la Unidad Penal 9 de La Plata, beneficiado con un arresto domiciliario.

 

En diciembre de ese mismo año, y luego de varias idas y vueltas judiciales, Barreda recibió la libertad condicional, mientras que en mayo de 2016 se declaró "extinguida la pena impuesta" y se hicieron "cesar las accesorias legales impuestas".

Ricardo Barreda
Muerte
Femicidio
La Plata