Con el cuchillo entre los dientes, así cómo supo jugar en todos los clubes donde jugó, se retiró, y paradójicamente lo hizo en contra del equipo que más tarde sacaría campeón.

Así es se retiró y tomó las riendas de Racing. No le fue bien en el comienzo. Derrotas y mal momento de sus jugadores le hicieron hasta repensar la decisión tomada, la del retiro. Pero lentamente el equipo se acomodó y supo ganar varios partidos, despidiendo a Simeone a cancha llena y con ovación, para recibir a “Mostaza”, que venía de un paso con irregularidades en Estudiantes.

Otra vez la paradoja. El “Cholo” agarra Estudiantes, el mismo club con el cual se retira de la actividad y el mismo club que era dirigido por el DT que lo suplantó en su gran amo, Racing.

De ahí en más fueron todas actuaciones positivas. Un “Pincha” que quedó fuera de las Copas, se la jugó por el torneo local, y mal no le salió.

Noticias relacionadas


Tuvo a sus jugadores motivados y con ganas de campeón. Repatrió a Verón y lo convirtió en una de las figuras del campeonato. Hasta se rumora con la citación de la “Brujita” a la selección de Basile.

10 triunfos seguidos, 12 partidos sin perder de manera encadenada. Grandes actuaciones y grandes jugadores, Pavone, Sosa, Calderón, Braña, Galván y el citado Verón.

Peleó hasta el cansancio y en la última fecha logró lo que buscaba, un desempate con Boca, el favorito de todos.

Así, silbando bajito, con arduo trabajo, el “Cholo”, con el cuchillo entre los dientes, como supo hacer dentro del césped, le arrebató el torneo al “Bigotón” y se quedó con la presea de ser campeón y jugador, en un mismo año.

César Merlo