Jaime Durán Barba, Cambiemos, políticaJaime Duran Barba, asesor del ex presidente Mauricio Macri. 

El consultor político ecuatoriano Jaime Duran Barba el “lío del espionaje” desatado en torno al expresidente Mauricio Macri le parece “un disparate” y le “falta lógica”. “Sin ninguna duda está armada porque tiene una falla lógica”, dijo desde Quito. Duran Barba asegura que nunca escuchó a Macri “hablar de esas cosas” durante sus frecuentes encuentros, pero advirtió que “la cosa tiene una falta de lógica total”.

 

“Le criticaron mucho a Macri porque Gustavo Arribas (ex jefe de la Agencia Federal de inteligencia), que era muy amigo de él, era quien dirigía esta agencia de Inteligencia. Era evidente que, si había alguna información que Arribas le quería pasar a Macri, le habría pasado
hace rato, si eran íntimos amigos”.

 

Según el consultor opina que Arribas “no necesitaba mandar unos agentes que se registren en la entrada de la Casa Rosada para hablar con la señora que se encargaba de responder las cartas de la gente para que ella hable con el secretario, Darío Nieto, a quien conozco”. Definió a Nieto como “un tipo muy decente, muy buen tipo” y destacó: “Me gustó que cuando fueron a ver a Nieto, que fue secretario de Macri durante mucho tiempo, no hubo coches de marca, no hubo empresas, no hubo una vida fastuosa. Lo conozco y vive tan modestamente como cuando empezó a Alejado del macrismo".

 

Noticias relacionadas

El analista piensa que “sin ninguna duda está armada porque tiene una falla lógica” y ejemplificó su postura: “Si usted me dice que para hablar Cristina Kirchner con Oscar Parrilli tiene que mandarle a alguien que se registre en un edificio para que hable con la secretaria del secretario y después le pase a Cristina un dato, es absurdo, es ridículo”. “Cristina puede levantar el teléfono y llamar a Parrilli así como Macri podía hablar con Arribas cuando quería. ¿Cómo podían hacer es trámite ridículo mandando agentes para que se registren a la entrada de la Casa Rosada con su nombre para decir que iban a hablar con la secretaria del secretario? Es una ridiculez en sí mismo”.

 

En el marco de la causa, fueron detenidas un total de 22 personas, fue incluida Susana
Martinengo, excoordinadora de Documentación Presidencial durante el gobierno de Macri, quien se encargaba de aceptar la correspondencia que enviaban al mandatario e involucrada hoy por ser el primer vínculo dentro de la Casa Rosada (sede del Poder Ejecutivo) en recibir los informes ilegales. Los acusadores afirman que Arribas dio la orden de seguir y realizar informes de Inteligencia, entre los que se encontrarían 500 personas, entre políticos, periodistas, empresarios, sindicalistas y referentes de organizaciones fueron espiados ilegalmente.