Jorge Ríos, jubilado que mató a ladrón en QuilmesJorge Ríos.

El caso de Jorge Ríos, el jubilado que mató a un delincuente que había ingresado a robarle en su vivienda en Quilmes, sigue teniendo en vilo a la sociedad y sigue generando derivaciones impensadas. Sobre todo para el hombre que fue objeto del hecho violento de parte de los ladrones.

 

La defensa de Ríos ha recusado formalmente al fiscal Ariel Rivas, que lleva adelante la causa en la que tiene imputado por homicidio agravado al jubilado de 71 años.

 

Sin embargo la Justicia propinó un nuevo revés para el jubilado, ya que Rivas seguirá en su puesto en este caso. La determinación fue responsabilidad del juez de Garantías 2 de Quilmes, Martín Nolfi.

 

Noticias relacionadas

Sobre el tema, Gustavo Mura, habló en RADIO FM LATINA 101.1 en ENTREVISTA EXCLUSIVA en su programa "El Ojo de la Tormenta", con Fernando Soto, abogado de Jorge Ríos.

 

"Las perdonas tienen garantías y tienen derechos. El peor de los delincuentes, el que se te ocurra, sigue siendo persona, tiene derechos humanos. Y por supuesto la víctima también tiene derechos humanos", dijo el abogado. 

 

Y agregó: "En este caso, el fiscal le quitó a Ríos sus derechos cuando, por ejemplo, lo puso preso, le puso las esposas con las heridas a la vista y no lo mandó al médico".

 

"Hasta el peor de lo chorros debe ser atendido, y esto está en convenciones internacionales", sostuvo el abogado.

 

"Yo pensé que el juez de garantías, iba a velar por las garantías de Ríos, pero resulta que no, otra vez está maltratado por la Justicia. Una Justicia que casi lo mata", dijo Fernando Soto.

 

Entrevista completa al abogado de Jorge Ríos. Radio Latina.

 

"El juez dice que rechaza la recusación del Fiscal porque nadie pidió que Ríos fuera atendido. Y yo pensé ¿cómo va a justificar que a una persona, un preso, no le dan ninguna atención médica?", se quejó el letrado en RADIO LATINA.

 

Ríos estuvo detenido en la Comisaría 9° de Quilmes, acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego por dispararle a Franco Martín Moreyra (26), uno de tres ladrones que ingresó a su casa y lo golpeó salvajemente para robarle.

 

Finalmente, el jubilado fue liberado el pasado 29 de julio, pero para él sigue la pesadilla.