Copa Libertadores, Boca vs Libertad de Paraguay, La Bombonera, NAPOR TEO COQUET

Boca volvió a jugar en La Bombonera después de 203 días, pero no hubo goles. El equipo dirigido por Miguel Angel Russo igualó en 0 ante Libertad y ya tiene en su poder el boleto con el sello de los octavos de final de la Copa Libertadores 2020.

 

No fue una clase de fútbol por parte del local, pero con poco lucimiento volvió a alcanzar. Ayer no hubo victoria, ni grito de de gol, pero sí un pasaje a la siguiente instancia. ¿Más datos positivos? Con el punto obtenido, Boca se convirtió en el primer equipo argentino en clasificar a octavos. Igualó la mejor racha de fases de grupo consecutivas superadas (el registro lo manejaba América de Cali con 16 desde 2003). Lo hizo totalmente invicto, al Boca de Russo nadie pudo ganarle, y solo recibió un gol (Caracas) en 5 partidos jugados. Es un conjunto que sabe cerrarse y que tiene jugadores para hacerlo, pero... ¿Puede jugar de otra manera?

 

La iniciativa de tomar la posta y ser protagonista estuvo. Frank Fabra y Leonardo Jara incrementaron la proyección. Los laterales son una herramienta clave en el fútbol actual y ayer se mostraron más que en sus últimas funciones. Esto se puede comprobar con números: Jara, que disputó como titular el partido ante Independiente de Medellín, tocó la pelota unas 72 veces en Colombia y pasó el balón en 41 oportunidades, de los cuales 33 fueron pases correctos. Ayer se contactó con la pelota en 101 ocasiones, brindó 71 pases y casi duplica los correctos dados en Colombia con 58. Repito, son números que no tienen que ver con la manera de jugar, pero sí con su aparición.

 

Noticias relacionadas

Entonces, el Boca de Russo sí quiso ser otro. Pero ahí se encuentra el punto. ¿Puede mostrar otra cara? Volvió a faltar el buen juego, la explosión, la sorpresa y la definición. La intención estuvo, pero en la Copa no alcanza con querer. Franco Soldano mantiene su sequía y ayer no lo taparon los goles de Salvio. Carlitos Tévez selló un gran primer tiempo, pero le faltaron acompañantes que concreten las jugadas. Los centrales funcionaron, el arco de Andrada quedó en 0. Igualmente, sobre todo en el primer tiempo, la defensa sintió lo que es jugar más adelantada y el riesgo del mano a mano, que en una instancia de mata-mata, fallar puede significar la eliminación.

 

El próximo encuentro del Xeneize será en La Bombonera ante Caracas, su escolta en el Grupo H. El jueves 22 de octubre (antes habrá Eliminatorias) Russo se jugará la primera posición. La incógnita estará en si habrá otra cara explayada en el terreno de juego del Estadio Alberto J. Armando. ¿Llegará un Boca de buen fútbol ofensivo con eficacia? ¿O continuará el rocoso al cual es difícil entrarle y con chispazos individuales te noquea?