CurtiembreCurtiembre CBR.

La curtiembre Curtume CBR, cuyos dueños son brasileros y que está instalada en la localidad riojana de Nonogasta, es otra de las firmas globales que están en crisis y de no poder seguir en la actividad, dejaría sus negocios en la Argentina.

Noticias relacionadas

 

Los empresarios reclamaron una ayuda financiera de 5 millones de dólares al gobierno provincial y en el caso de no acceder a la misma, peligra la continuidad de la fuente laboral de 800 trabajadores. En la actualidad y desde hace 4 meses, la actividad en la planta está paralizada.

 

La mencionada curtiembre, que formó parte del Grupo Yoma, hace 12 años logró reabrir sus puertas de la mano de la empresa brasilera Boom Retiro, para luego llamarse Curtume CBR. La empresa produce unos 5.500 cueros por día y su principal negocio es la exportación de cueros, hacia mercados como China e India, principalmente. Tiene 800 empleados.

 

Como consecuencia de la pandemia la industria del cuero ingresó en un proceso de enormes dificultades y la demanda internacional se cayó en un 100%. Más allá de la asistencia del Estado para enfrentar la situación y que los trabajadores puedan cobrar sus haberes, Curtume venía desde hace tiempo muy complicada y hoy estamos dialogando con los empresarios para salir de la crisis y mantener las fuentes de trabajo", dijo el funcionario provincial.

 

Además, sostuvo: “Estamos muy preocupados por el presente de la empresa, y trabajando junto al gobierno nacional para encontrar una solución a la crisis. La empresa atraviesa una situación económica y financiera compleja que se profundizó con el coronavirus”.