Desbaratan fiesta clandestina en PilarFiesta clandestina en Pilar.

Policías y agentes municipales clausuraron un salón del distrito bonaerense de Pilar en el que se celebraba una fiesta clandestina con unos 400 asistentes, a los que se les había cobrado una entrada de 6.000 pesos.

 

El procedimiento, realizado en el marco del cumplimiento de las medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus, se llevó a cabo este fin de semana en el predio Rincón de Pilar, situado en la localidad de La Loja, en ese distrito del norte del Gran Buenos Aires.

 

Cuando los agentes llegaron al lugar, los responsables del predio argumentaron que se trataba de un evento gastronómico autorizado.

 

Noticias relacionadas

Sin embargo, en el lugar se constató la presencia "equipos de música, barra, disc jockey, y la gente no cumplía con el distanciamiento social y obligatorio", contó el secretario Legal, Técnico y Administrativo de Pilar, Mariano Sosa.

 

Según indicó el funcionario en diálogo con la radio local FM Plaza, aparentemente se esperaban en el lugar otros 600 asistentes.

 En tanto, pudo determinarse que se les cobraba a los asistentes una entrada de 60 mil pesos por mesa para diez personas, más 500 de estacionamiento.

 

El Ministerio de Seguridad bonaerense informó que el lugar fue clausurado por "infracción al decreto nacional 1/21, y por no contar con la habilitación de Bomberos de la provincia de Buenos Aires".

 

En el hecho tomó intervención el fiscal federal de Zárate Guillermo Carmín.