Alberto Fernández y Ginés González García, AGENCIA NAAlberto Fernández y Ginés González García, AGENCIA NA

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, aseguró que los argentinos viven "perplejos la politización de la vacuna" contra el coronavirus y remarcó que se debe "tener una gran delicadeza" con el tema, "porque se trata de la vida y la muerte".

 

"Ahora vivimos perplejos la politización de la vacuna. La vacuna, que como el Santo Padre nos ha dicho repetidas veces, debe tener un alcance universal, nadie debe quedar sin ella, y lo primero merecen recibirla aquellos que tienen la responsabilidad de los cuidados esenciales", sostuvo el referente de la Iglesia local.

 

Y agregó: "Con esto tenemos que tener una gran delicadeza porque se trata de la vida y la muerte".

 

Noticias relacionadas

En un mensaje grabado y difundido previo al primer domingo de Cuaresma, el obispo de San Isidro reflexionó sobre las "tentaciones" que tienen los argentinos en este momento.

 

"Pienso en que tenemos la tentación tremenda de autodestruirnos, y de boicotearnos en aquello que nos puede hacer bien", lamentó Ojea.

 

E insistió: "Cuando nosotros estamos frente a la posibilidad de sostenernos en la vida, eso no se puede politizar. La vacuna es para bien de todos".

 

A la vez, el líder del purpurado argentino instó al país a pedirle "al Señor no ceder ante la tentación y la ruptura de la división".

 

"Así es el espíritu del mal que nos lleva a romper, a cortar nuestra relación con la naturaleza dentro de nosotros mismos y con los hermanos y hermanas. Pidámosle al Señor que venció la tentación, que superó la prueba, que nos dé la fuerza, para vencer esta tremenda tentación de autodestruirnos", señaló el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

 

Las expresiones de Ojea se dieron luego del escándalo por la "vacunación VIP" de dirigentes y allegados al Gobierno en el Ministerio de Salud, que le costó el puesto a Ginés González García.