Coronavirus, Argentina, pandemia, clases presenciales, NAClases presenciales durante la pandemia. Foto: NA.

El juzgado civil y comercial 12 de San Isidro se declaró este martes incompetente para tratar un amparo de la Municipalidad de Vicente López, para que los chicos vuelvan a las escuelas de manera presencial, y el caso podría terminar en la Corte Bonaerense.

 

Ante una presentación del Municipio, el juzgado dijo ser incompetente ya que los conflictos "entre una Municipalidad y el Gobierno de la Provincia son ajenos al conocimiento de los jueces ordinarios" y decidió remitir el caso a la Suprema Corte Bonaerense.

 

Anteriormente, también se había declarado incompetente para tratar ese amparo la Justicia Federal de San Martín, que había remitido el caso al fuero provincial.

 

Noticias relacionadas

Estas resoluciones se anuncian en pleno aumento de la tensión por la decisión original del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, de reclamar el regreso a las clases presenciales contra el decreto presidencial que va en sentido contrario.

 

"Considerando que en razón de lo dispuesto por los arts. 160, 161 inc. 2 y 196 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires los conflictos que se susciten entre una Municipalidad y el Gobierno de la Provincia son ajenos al conocimiento de los jueces ordinarios, me declaro incompetente para entender en estas actuaciones. Notifíquese al accionante de modo urgente y remítase del mismo modo a la Secretaría de Juicios originarios de la Suprema Corte", señala la resolución del Juzgado de San Isidro.

 


El intendente de Vicente López había interpuesto una acción judicial para solicitar la invalidez e inconstitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente Alberto Fernández que suspendió las clases presenciales durante dos semanas con el objetivo de reducir la circulación y así frenar el incremento de contagios de coronavirus en Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).