Corte Suprema BonaerenseSuprema Corte Bonaerense en uno de los encuentros antes de la pandemia.

La Suprema Corte Bonaerense también debe definir por la vuelta de clases presenciales en la provincia de Buenos Aires, a raíz de la presentación de un padre y de un amparo solicitado por el Municipio de Vicente López.

 

A la par que tiene el tema pendiente de decisión la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el Tribunal Bonaerense también está planteado el conflicto ya que en territorio bonaerense por ahora sí se mantienen suspendidas las clases presenciales hasta fines de abril.

 

Contra el decreto 241 en el cual el presidente de la Nación, Alberto Fernández, suspendió hasta el 30 de abril las clases presenciales en el AMBA por el aumento de casos de coronavirus, se multiplicaron los planteos. Hasta el momento, sólo en la Ciudad de Buenos Aires hubo un fallo favorable pero no así en provincia donde también se aguarda una decisión judicial.

 

Noticias relacionadas

Una de las presentaciones ante la Corte Bonaerense para que vuelvan las clases presenciales la hizo el abogado Diego Isabella en representación de sus dos hijas y pidió que se declare la inconstitucionalidad de la medida. Como pedido es que mediante una medida cautelar se ordene el regreso de las clases presenciales en todo el Conurbano Bonaerense, o bien de mínima en el colegio de sus hijas. La otra presentación es la que hizo el Municipio de Vicente López a cargo de Jorge Macri, luego que tanto el fuero federal como el provincial se declararan incompetentes para resolver el asunto.