Geriátrico del horror en QuilmesGeriátrico del horror en Quilmes.

Más de 14 abuelas y abuelos fueron maltratados en el lugar donde sus familiares los habían dejado para que los cuiden con amor. Todo comenzó por la denuncia de una mujer, que difundió dos videos donde mostraban a una anciana atada a una silla mientras la golpeaba una enfermera. La justicia abrió una investigación que reveló el horror que sufrían los abuelos internados en un geriátrico clandestino de la localidad bonaerense de Ezpeleta, en Quilmes.

 

A las 8 de la mañana se dispuso un gran despliegue policial cercó la propiedad que fue clausurada por “falta de habilitación, seguridad e higiene y cuestiones de bromatología”, según confirmó la titular de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal AFyCC, Alejandra Cordeiro, al portal Perspectiva Sur.

 

En el lugar vivian 14 adultos mayores hacinados en una planta y un solo baño en condiciones deplorables. El lugar contaba con dos habitaciones pequeñas con cuatro camas cada una, y un tercer dormitorio improvisado en un garaje con seis colchones de goma espuma en mal estado.

 

Noticias relacionadas

Las imágenes del horror muestran que los residentes no solo eran maltratados por sus cuidadores sino que además se los obligaba a comer y tomar medicamentos en mal estado. Tal es el caso de una supuesta enfermera que le da un remedio a una abuela a la fuerza, y le tapa la boca y la nariz para que no grite.

Tras la intervención de la Comisaría sexta de Ezpeleta, la UFI 6 y agentes municipales en el domicilio de Av. La Guarda al 600, todos ellos fueron trasladados a las casas de sus familias o a distintos centros médicos de la zona. La causa, que en principio tendría cinco sospechosos involucrados, fue caratulada como “abandono de persona” y es investigada por la fiscal Curra Zamaniego del Departamento Judicial de Quilmes.