Parque Nacional AnsenuzaParque Nacional Ansenuza.

La creación del Parque Nacional Ansenuza en la laguna de Mar Chiquita y los bañados del Río Dulce, situados en la provincia de Córdoba, busca ser una oportunidad para desarrollar el ecoturismo y diversificar las economías regionales de la zona con el turismo, así como también restaurar las poblaciones de fauna y flora nativas de nuestro país.

 

Geográficamente el Parque Nacional se encuentra en la laguna de Mar Chiquita y los Bañados del Río Dulce conforman un enorme humedal de alrededor de un millón de hectáreas, que es considerado un sitio clave para la conservación de la biodiversidad a nivel de todo el país.

 

El ecosistema tiene una gran diversidad de ambientes que incluyen el enorme espejo de agua salina, los cauces de los ríos, lagunas permanentes y temporarias, playas barrosas, matorrales de arbustos y cardones, bosques de tipo chaqueño y espinal, salinas, amplios pastizales y sabanas inundables.

 

Noticias relacionadas

El anuncio de la creación del parque nacional lo realizó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, desde la localidad de Miramar de Ansenuza. Lo acompañaron el presidente de la Administración de Parques Nacionales, Lautaro Erratchu; la diputada Gabriela Estévez; el secretario de Ambiente de Córdoba, Juan Carlos Scotto; y el intendente de esa localidad, Adrián Walker.

El proyecto para conformar el parque nacional comenzó en 2017 en la Región de Ansenuza, donde se vienen desarrollando distintas actividades junto con las localidades que rodean este gran lago salado para estimular el turismo sustentable. Actualmente se está trabajando en el desarrollo de la región a través de la conformación de un circuito que una a todas las localidades potenciando sus atractivos naturales y culturales.

 

Una de las actividades de turismo sustentable que se destacan en la zona es el avistamiento de aves debido a que allí se concentran 380 especies donde resaltan las bandadas de flamencos. Asimismo, el turismo de naturaleza incluye también senderismo, cabalgatas y kayaks, mientras que en el turismo rural, el gastronómico y religioso son los puntos fuertes del lugar.