Patricio Leonel Reynoso, acusado por el femicidio de Pilar RiescoPatricio Leonel Reynoso

Patricio Leonel Reynoso, el sospechoso que se entregó este miércoles tras dos meses de estar prófugo en la causa por el supuesto femicidio de su novia, Pilar Riesco, ocurrido en marzo de 2020 en el barrio porteño de Nueva Pompeya, declaró ante la Justicia que es “inocente” y que la víctima “se suicidó” tras una discusión arrojándose por sí sola desde el balcón, informó su defensor.

 

“Declaró durante poco más de 40 minutos y en todo momento manifestó que es inocente, que la chica se tiró sola desde el balcón”, dijo el abogado Andrés Rabinovich, al término de la indagatoria de su cliente, que fue tomada de manera virtual desde la sede de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, ubicada en Palermo, donde está detenido desde ayer cuando se entregó a las autoridades.

El abogado explicó que de la indagatoria de Reynoso (32) participaron la jueza en lo Criminal y Correccional 51, Graciela Angulo de Quinn; el fiscal de la causa, Martín López Perrando; y otro fiscal designado en representación de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM).



"Esta causa es una locura. Lo indagaron por los mismos hechos por los que ya lo habían indagado. Lo único que se agregó es que la víctima presentaba una lesión en una muñeca y un apretón en el cuello y de ambas situaciones mi cliente dio la explicación", dijo Rabinovich.



El defensor explicó que esas lesiones "no fueron producto de una pelea, porque una pelea se da de a dos y Reynoso explicó que ese día tuvo que contener a Pilar de un ataque de celos".



Tal como ya había contado en su primera declaración indagatoria, el acusado explicó hoy que aquella madrugada del domingo 15 de marzo de 2020, él decidió irse a bailar solo y regresó como a las 8 de la mañana.



"Mi cliente contó que esa tarde la chica lo despertó de una trompada porque en Instagram había visto fotos de él con otras chicas. Por eso la agarró con una mano de la muñeca y con la otra del cuello, para que ella deje de agredirlo. De esa sujeción son las marcas que descubrieron los peritos", señaló el letrado.



Rabinovich también explicó que más allá de que un perito criminalístico de la querella opinó que la pelea que tuvo la pareja se dio en el balcón, Reynoso reiteró que "todo sucedió en el dormitorio y en la antesala, no en el balcón".



Tal como ya había declarado antes, el imputado afirmó que Riesco comenzó a increparlo, a gritarle, a decirle que no lo quería y que incluso en un momento le arrojó un portarretrato con una foto de ellos.



"Reynoso contó hoy que la chica le partió el cuadrito en la cabeza y él fue al baño a lavarse. En ese momento ella le dijo 'ahora vamos a ver si de verdad me querés' y se fue rumbo al balcón. Mi cliente vio desde el interior del departamento cuando la chica se tiró en tres movimientos: pasó una pierna sobre la baranda, después la otra y se lanzó", relató el abogado.



Según el abogado, "esa es la misma secuencia que en el expediente relatan tres testigos que no pudieron aún ser refutados".



El letrado dijo que algo que sumó hoy Reynoso y no había declarado antes, es que le mencionó a la jueza que "Pilar estuvo dos años internada en una clínica psiquiátrica por depresión, por su adicción a las drogas y por tres intentos de suicidios" y que había un familiar directo de la chica con problemas de alcoholismo.



Por su parte, Roberto Damboriana, abogado de la familia de Pilar, rechazó las declaraciones del detenido y dijo que a él no le consta que en el expediente figuren los supuestos intentos se suicidios previos de la víctima.



"Lo que no está en el expediente, para mí no existe. Sí están las lesiones en el cuello y en las manos que son claras, y el peritaje que indica que no había huellas digitales en la baranda. Y si ella supuestamente se apoyó en la baranda, ¿cómo no dejó sus huellas?", indicó el letrado.



La imputación es por "homicidio calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género", delito que prevé una pena de prisión perpetua.



El hecho ocurrió alrededor de las 16.30 del domingo 15 de marzo de 2020, cuando Riesco (21) cayó del balcón del departamento 4to. "E" del edificio de la calle Alagón 305, en Nueva Pompeya.



Tal como reiteró hoy, en su primera indagatoria, el acusado dijo que se trató de un suicidio, que primero discutieron y que luego ella fue hasta el balcón y se tiró en tres movimientos.



El 30 de marzo del año pasado la jueza Angulo de Quinn procesó a Reynoso con prisión preventiva por el delito de "homicidio calificado por el vínculo" y le trabó un embargo por 931.500 pesos.



"Existieron agresiones físicas y quien tuvo las de mayor relevancia fue la víctima, no sólo antebrazos y brazos, sino también en el cuello, que implicó que sufrió presión en el mismo", escribió la jueza en aquella resolución.



Pero al mes siguiente, la sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional revocó el procesamiento de Reynoso y lo liberó al concederle la falta de mérito, al considerar que no había pruebas suficientes para atribuirle un femicidio.



Con el correr de la pesquisa se sumaron elementos probatorios que llevaron al Ministerio Público Fiscal (MPF) a solicitar nuevamente su arresto y una ampliación de la declaración indagatoria, lo que fue acompañado por la jueza.



El acusado fue declarado en rebeldía el 31 de marzo de 2021 cuando la jueza Angulo de Quinn, a pedido del fiscal López Perrando, ordenó su detención y como no fue hallado, días más tarde, el 5 de abril, se libró su captura nacional e internacional.



Hacía una semana se ofrecía una recompensa de un millón y medio de pesos por datos sobre su paradero, pero Reynoso se entregó ayer ante la policía.

Noticias relacionadas

Pilar Riesco
Patricio Leonel Reynoso
Femicidio
Pompeya