Basquet Argentina, Tokio 2021, ante Eslovenia, NAArgentina ante Eslovenia en básquet. Foto: NA.

La Selección argentina masculina de básquetbol, "El Alma", no logró en la madrugada de este lunes descifrar a la bestia Luka Doncic, que contribuyó con casi la mitad de los puntos con los que Eslovenia se llevó el partido por 118-100, en el estreno de ambos en el grupo C de los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

El equipo albiceleste, último subcampeón del Mundial de China 2019, dio pelea hasta donde pudo desde la conducción de Facundo Campazzo y el capitán Luis Scola -que está jugando sus quintos Juegos Olímpicos- pero perdió sin excusas ante un rival que exhibió al joven de los Dallas Mavericks, en la NBA, como principal exponente.

 

Doncic convirtió casi la mitad de los tantos de su equipo (48) y, además, bajó 11 rebotes y brindó cinco asistencias para erigirse como la figura del juego y hacer historia: es el sexto jugador en superar los 40 puntos en un partido de Juegos Olímpicos. Del lado argentino, los goleadores fueron Scola (23 puntos y 4 rebotes), Campazzo (21, 6 y 4 asistencias) y el santiagueño Gabriel Deck (17, 8 y 2).

 

"No estamos en un buen momento, no jugamos bien. Hubo algunas cosas buenas, no muchas, pero tenemos que ver cómo podemos, en tres días, tener una performance diferente", analizó Scola, que se convirtió en el cuarto máximo anotador en la historia olímpica (superó al brasileño Marques).

 

"No pudimos nunca. Doncic hizo lo que hizo, como quiso. Todo lo que intentamos lo vulneró, ni un segundo pudimos pararlo. Y eso generó espacios para todos. Es muy difícil encontrar un partido con tantos puntos en contra. Debemos reaccionar", completó el entrenador bahiense Sergio "Oveja" Hernández.

 

Un detalle a tener en cuenta, también, es la diferencia de puntos que sufrió la Albiceleste, porque puede ser un ítem vital en la clasificación a la próxima ronda, donde avanzarán los dos mejores de cada zona y los dos mejores terceros.

 

La próxima presentación de la Albiceleste será el jueves, a partir de las 9:00, cuando enfrente otro durísimo encuentro frente a España, que lo venció en la final del Mundial de China 2019.

 

Argentina sabía que el plan de juego debía basarse en frenar a Doncic, que desde que empezó a jugar con su Selección, ganó los 14 partidos que jugó, con un título europeo y ésta clasificación olímpica incluida.

 

Los dirigidos por Sergio Hernández trataron de ser fieles a su estilo, acelerando en ataque y buscando ser agresivo, pero nunca le encontraron la vuelta al ritmo de juego, ni a Doncic, por lo que se fue desdibujando con el correr de los minutos. La falta de fluidez ofensiva y la pobre eficacia en triples (5-31) y rebotes (59-32) fueron los datos estadísticos que explicaron la caída.

 

La Selección, que había perdido los tres amistosos de preparación en Las Vegas (Australia, Nigeria y Estados Unidos), volvió a estar lejos de la gran defensa de la que tanto se habló en el Mundial 2019 y necesitará reaccionar contra España para mantener vivas sus chances de clasificar a cuartos de final.

Noticias relacionadas

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Basquet
Argentina