Nicolás Maduro y Alberto Fernández, Venezuela y Argentina, Fotos NA

El año 2021 cerró con un aumento del costo de vida de 50,9%, casi 22 puntos por encima de lo que había proyectado el Ministerio de Economía, al fijar inicialmente una meta de inflación del 29% para ese período.

 

Este resultado se produjo luego de que en diciembre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC registrara un avance del 3,8%, según informó este jueves ese organismo.

 

La marcada aceleración del costo de vida preocupa a los economistas en un contexto donde las tarifas están congeladas y el Gobierno intenta frenar la inercia mediante acuerdo de precios.

 

La inflación de 50,9% para 2021 es 14,8 puntos superior al 36,1% que se produjo en 2020, cuando la economía cayó cerca de 10% producto de la recesión que provocó la pandemia de coronavirus.

 

Argentina tiene sólo a 4 países en el mundo que tuvieron más inflación, según las estimaciones del Fondo Monetario de octubre pasado, sobre un total de casi 200 naciones que mide el organismo.

 

Los países que superan a Argentina son Venezuela, con un 2.700% según el FMI (aunque las cifras oficiales de país arrojaron 686,4%, una desaceleración con respecto al casi 3000% de 2021); Sudán, con 194,6%; Zimbabwe, con 92,5%; y Surinam, que registró un 54,4 por ciento. Se trata de naciones que pasan con conflictos bélicos, dictaduras y duras crisis internas.

 

Venezuela tiene un descontrol inflacionario desde hace años. En medio de las restricciones y los problemas de abastecimiento que tienen los ciudadanos de ese país, en un contexto de fuertes cuestionamientos de la comunidad internacional por violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno de Nicolás Maduro, el país salió hace días del contexto hiperinflacionario en el que estaba desde 2017. En diciembre, el Banco Central de Venezuela (BCV) informó que su IPC fue de 7,6% y de esa manera registró 12 meses consecutivos con cifras por debajo del 50% interanual.

 

Por otro lado en Sudán, la crisis interna es muy fuerte, con un golpe militar en octubre pasado y más de 60 muertos en las calles desde entonces. El domingo pasado, cientos de sudaneses volvieron a protestar en la capital del país, Jartum, y en otras ciudades. Piden la salida inmediata de los militares del poder.

 

Zimbabwe, se encuentra en medio de la propagación de la variante ómicron de coronavirus en el sur de África, tiene buenas perspectivas para su economía, más allá de su histórico contexto inflacionario: el Banco Mundial asegura que creció 5,1% en 2021, más alto que su anterior proyección de 3,9 por ciento.

 

Surinam, finalmente, acaba de firmar un acuerdo con el FMI un programa de USD 688 millones a tres años, con unos USD 55 millones de desembolso inmediato. “El programa tiene como objetivo reconstruir las reservas”, dijo la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

 

En la región,  Argentina es el segundo con más tasa de inflación, luego de Venezuela. Así, Uruguay terminó con 7,6%; Brasil con 10,06%, la más alta en 6 años y casi duplicando la meta de 5,25 por ciento; Chile con 7,2%; Paraguay con 6,8%; Colombia, 5,6%; Ecuador, 1,94%; Bolivia, 0,9%; Perú con un 6,4% que representa la más alta en 13 años; México con 7,36 por ciento; y Venezuela con 686,4 por ciento.

 

En un año en el que la inflación subió en todo el mundo por el efecto de la emisión y los programas de ayuda de los gobiernos, el promedio de la inflación mundial fue de 4,3%, con un promedio de 5,5 por ciento para los países emergentes y de 2,8 para las economías avanzadas.

 

En tanto, esta semana se conoció el dato de EEUU. Los precios al consumidor en ese país se dispararon 7,0% en 2021, la subida más alta desde 1982. La energía subió 29,3% y los de los alimentos 6,3%, según el índice CPI (IPC). Si se excluyen estos sectores volátiles, la inflación subyacente alcanzó 5,5%, su nivel más alto desde febrero de 1991. Fuente: Infobae.

Noticias relacionadas

Economía argentina
Medidas de Gobierno
Inflación
INDEC
Crisis económica
Alberto Fernández