World Economic Forum, Foro Económico MundialForo Económico Mundial.

No son buenas las perspectivas económicas para la Argentina de cara a lo que viene. Uno tras otro van llegando los pronósticos de los diferentes organismos internacionales, medios especializados y bancos de inversión respecto de una agudización de la crisis económica del país, sobre todo pensando en una posible demora en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la Deuda Externa.

 

A todo se suma ahora un lapidario informe a cargo del Foro Económico Mundial (World Economic Forum) desde donde se ha advertido con toda claridad y contundencia que los riesgos más preocupantes a los que se enfrenta la economía argentina se traducen en un estancamiento muy extendido en el tiempo, falta de empleo y serios inconvenientes a la hora de bajar la inflación.

 

El informe anual del WEF ha sido recientemente difundido en el marco de un evento virtual, insitiendo además (como si lo anterior no fuera ya suficiente) en la concreta posibilidad de un “colapso del Estado”. De acuerdo al reporte, la Argentina está actualmente entre los países del mundo que dejan en evidencia sus graves “problemas de erosión de la cohesión social”.

 

Lo que suma más preocupación al tema es el ranking elaborado, en el cual se enumeran -una por una- las principales dificultades. Dice sobre la situación de Argentina el informe de “Global Risks” de este año de Davos:

 

Estancamiento económico prolongado: crecimiento nulo o lento por muchos años. La Argentina se recuperó en 2021 de la fuerte recesión que sufrió en 2020 por la pandemia y la larga cuarentena, pero sufre una situación de muy bajo crecimiento o recesión en la última década, con escasas excepciones, lo que afecta todos los indicadores macroeconómicos.

 

Crisis de empleo: deterioro estructural de las perspectivas del trabajo y de los estándares de la edad en condiciones de trabajar; desempleo, bajos salarios, contratos frágiles y erosión de los derechos laborales.

 

Colapso del Estado: como resultado de un conflicto interno, ruptura de la seguridad jurídica y erosión de las instituciones. En el caso argentino, los empresarios suelen destacar la falta de seguridad jurídica e institucional como un elemento que va más allá de cualquier signo partidario.

 

Fallas para estabilizar la inflación: imposibilidad de controlar una creciente inflación general. Luego del registro del 53,8% del 2019, en 2021 la suba de precios fue del 51,2% pese al congelamiento de precios, la lenta devaluación y el parate de los aumentos de las tarifas de los servicios públicos. Se prevé que este año sea superior y algunos analistas, como los del estudio Equilibra, llegan a pronostica un 85% si no se logra un acuerdo con el FMI.

 

Desigualdad digital: acceso desigual a la tecnología y redes virtuales, como resultado de las desiguales capacidades de inversión, falta de herramientas en la fuerza laboral, insuficiente poder de compra, restricciones gubernamentales y diferencias culturales.

 

Panorama ciertamente complejo en el futuro inmediato para la Argentina.

 

Noticias relacionadas

Economía argentina
Crisis económica
World Economic Forum