Al igual que la temporada pasada, Sabrina Rojas fue contratada por una reconocida empresa de lencería para que sea imagen de la marca.

Noticias relacionadas



A la hora de armar el catálogo, la modelo y actriz no tuvo reparos en posar en ropa interior a metros del Obelisco, a la vista de todos los curiosos que pasaban y acercaban para sacar fotos y no perderse ni un detalle del backstage.

“A medida que van pasando los años me quiero tapar un poco más”, contó Sabrina a Canal 26. Sin embargo, la actriz de “Mi mujer se llama Mauricio” fue muy profesional y se bancó hacer la sesión apenas vestida con diminutas prendas.

“Tuve una etapa de vergonzosa, luego me destapé y ahora me volvió a dar cosita andar mostrándome desnuda”, admitió.

Entre flashes de cámaras de fotos y teléfonos celulares, Sabrina contó que hubo una etapa en que un admirador la perseguía por todos lados y no la dejaba tranquila ni un minuto. “Por suerte lo del acosador ya lo solucionamos”, remarcó.

Consultada acerca de los avatares y los escándalos de Gran Hermano, Sabrina contó que se hizo “medio adicta” y que incluso la llamaron para participar de “Gran Hermano VIP.

“No acepté. Además seguramente me iría de mambo por la comida porque me encanta comer y estoy segura que subiría de peso”, reconoció

Sin embargo, dijo que no le molestaría que la gente la viera a cara lavada, “sin maquillaje y despeinada”. Pero el tema de la silueta, parece que es sagrado.