La Justicia procesó a 37 de las 52 personas que fueron detenidas durante un desalojo ocurrido el último fin de semana en un complejo de viviendas del Bajo Flores, en la Capital Federal, informó el Ministerio del Interior.

Noticias relacionadas



El domingo pasado, el juez de instrucción Horacio Azzolín, ordenó el desalojo del complejo de viviendas situado en Bonorino y Oceaná, que habían sido ocupadas por decenas de familias, informó ese organismo en un comunicado.

En el operativo participaron 600 policías y el procedimiento terminó con 52 personas detenidas, que fueron puestas a disposición de la justicia.

De los 52 detenidos, 37 fueron procesados por los delitos de coautor de daño agravado por ser un bien público en concurso con usurpación en concurso, con resistencia a la autoridad y en concurso con incendio, informó el ministerio.

A 3 de los 37 procesados también se los imputó por robo, además de los cargos de usurpación y resistencia a la autoridad.

A una mujer que le arrojó un caño galvanizado a un policía desde un tercer piso -reza el texto oficial- se la imputó por homicidio en grado de tentativa agravado por atacar a un policía y en funciones, además de los cargos de usurpación y resistencia a la autoridad.