"Vivieron nuestra misma guerra, no deben ser olvidados", dijo el veterano Graham Clark, de 45 años, durante la ceremonia, en referencia a los argentinos fallecidos.

En el homenaje también participaron el príncipe Eduardo, hijo menor de la reina Isabel II de Inglaterra, y el subsecretario de las Fuerzas Armadas, Adam Ingram.

"Perdonamos pero no olvidamos. Fue hace mucho, debemos honrar a las personas y recordarlas", expresó el veterano Clark.

En el cementerio de Darwin, a 100 kilómetros de la capital malvinense, Puerto Argentino, son 234 los caídos argentinos allí sepultados.