Las reservas del Banco Central aumentarán en unos 3.000 millones de dólares a partir del acuerdo alcanzado en la cumbre del Grupo de los 20, destacó el canciller Jorge Taiana.

Noticias relacionadas



Según detalló el funcionario, los fondos que ingresarán al país para fortalecer las reservas provendrán de los Derechos Especiales de Giro (DEG), asignados a los países miembro en proporción a sus cuotas en el FMI.

Los DEG constituyen un activo de reserva internacional creado en 1969 para complementar los activos de reserva existentes de los países miembros.

Taiana dijo que los fondos "se suman a los derechos especiales de giro que la Argentina ya tiene" para ampliar las bases del Banco Central.

Y señaló que en el FMI "hay un reconocimiento expreso de que no se estaban haciendo las cosas bien" y por eso existe la voluntad de modificarlo.

Taiana dijo que la crisis mundial "requiere cambios profundos" en los sistemas económico y financiero internacionales, para modificar el funcionamiento del FMI y del Banco Mundial.

"Me parece que hay un reconocimiento de que la crisis mundial requiere cambios en la estructura del sistema económico y financiero internacional y que esos cambios no pueden ser sólo cosméticos", sostuvo el funcionario.

Al respecto, subrayó que eso es "algo que la Argentina venía sosteniendo hace tiempo".

Taiana se expresó así al arribar a Buenos Aires desde Londres, donde participó de la reunión del Grupo de los 20, junto con la presidenta Cristina Kirchner.

El ministro destacó que en esa cumbre se decidió dar "más poder a la mayoría de los países" y realizar "cambios en los métodos: va a haber más participación y más democracia de los organismos" internacionales de crédito.

"Nosotros estamos hablando de un cambio importante en donde se cambie la conducción y se cambien los métodos de los organismos, básicamente el Fondo Monetario y el Banco Mundial", enfatizó.

Y además, Taiana aseguró: "Se terminó la era del secreto bancario".