TERCER PARO EN LA GESTIÓN MACRI

La CGT paraliza este lunes el país

La Confederación General del Trabajo concreta su tercera medida de fuerza en la gestión macrista en rechazo a las políticas del Gobierno, con lo cual no funcionan la mayoría de las actividades y servicios del país, incluyendo escuelas, dependencias públicas, transporte y comercios.
Domingo 24 de junio de 2018

Paro general de la CGT

La Confederación General del Trabajo (CGT) concreta este lunes su tercer paro nacional en la gestión de Mauricio Macri en rechazo a las políticas del Gobierno, con lo cual no funcionan la mayoría de las actividades y servicios del país, incluyendo escuelas, dependencias públicas, transporte y comercios.

 

La medida de fuerza no es sólo de los sindicatos que integran la entidad de la calle Azopardo, sino que además incluye a los gremios de la CTA de los Trabajadores, de la CTA Autónoma, y a los que están alineados con partidos de izquierda, sectores que tras reclamar durante bastante tiempo a la CGT que convoque a un paro general, adhirieron a la huelga.

 

Si bien la idea de la CGT fue la de un paro sin movilización con las típicas imágenes del centro de la Ciudad de Buenos Aires con sus calles vacías, las agrupaciones trotskistas desafiaron esa postura ya que realizarán durante la jornada de la huelga movilizaciones con actos en el Obelisco.

 

También harán cortes de calles en Panamericana y 197, en el Puente Pueyrredón, en el Acceso Oeste frente al Hospital Posadas y en la General Paz frente al INTI, entre otros lugares.

 

A raíz de la huelga, no hay servicio de colectivos, trenes, subtes, taxis, ni vuelos, mientras que también está afectada la atención en bancos y en dependencias públicas, tampoco hay clases en las escuelas y también se afecta a comercios y fábricas.

 

Con distintos énfasis de acuerdo al dirigente que tome la palabra, la entidad de la calle Azopardo viene manifestando su rechazo a las políticas económicas del Gobierno, en especial el aumento de tarifas de servicios públicos y el acuerdo con el FMI.

 

También reclaman la reapertura de paritarias luego de que varios gremios cerraran por el 15% de aumento, una pauta que ya quedó muy retrasada ante las nuevas previsiones de inflación que se ubican por arriba del 25%.

 

La huelga general de la CGT se lleva a cabo luego de fracasaran negociaciones con el oficialismo, que no estuvo dispuesto a cumplir con una lista de cinco reclamos de la central, que incluía suspensión de despidos durante seis meses, desestimar los puntos más conflictivos de la reforma laboral y la eliminación de Ganancias al medio aguinaldo de julio.

 

La medida llega también tras un delicado equilibrio que debió transitar la central obrera, que está dividida sectores más propensos al diálogo con el Gobierno ("gordos" e "independientes") y otros más intransigentes (con Pablo Moyano a la cabeza).

 

Aún se desconoce cómo seguirá el diálogo entre la CGT y la Casa Rosada una vez cumplida la huelga, en tanto que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, criticó el paro días atrás al afirmar que "no sirve para nada porque no arregla los problemas de los argentinos".

 

Otro camino que también la CGT deberá terminar de desandar luego del paro será la elección de autoridades, cuyo cronograma establece que el 22 de agosto será consagrada la nueva conducción que reemplazará al triunvirato, aunque previamente los distintos sectores deberán limar asperezas para evitar un enfrentamiento entre los dialoguistas y los "duros".

Paro
CGT
Mauricio Macri
Reclamos
Medida de fuerza
Política (Gubernamental)
Paro Nacional