Paro docente - Roberto Baradel, Eduardo López, NA

Tras las vacaciones de invierno, gremios de docentes de cinco provincias y de la Capital Federal iniciaron hoy una jornada nacional de protesta convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), sin dar clases y con movilizaciones en diversos puntos del país.


La CTERA dispuso un paro de 48 horas -lunes y martes- que abarca a Buenos Aires, Capital Federal, Corrientes, Chaco, Santa Cruz y Tierra del Fuego, en reclamo de la reinstauración de la paritaria nacional docente eliminada por el Gobierno de Mauricio Macri en 2017.


"Decíamos por ejemplo que sin paritaria nacional no iba a haber más computadoras de Plan Conectar Igualdad para los chicos. No nos creían. Y no hay una sola computadora más para ningún chico", dijo en conferencia de prensa Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de la ciudad de Buenos Aires.


Según López, tampoco el Gobierno nacional entrega libros del Programa Nacional de Lectura ni instrumentos para orquestas escolares; y el Incentivo Docente para un millón de maestros "está en riesgo".


"El Fondo de Compensación Salarial para ayudar a las provincias que no pueden pagar el salario mínimo se discontinuó: hay un proyecto nacional de deterioro de la educación pública", afirmó López, acompañado por el secretario adjunto de Ctera, el bonaerense Roberto Baradel.


El sindicalista consideró que "a veces los alumnos pierden un día de clases y los docentes un día de clases, pero si los maestros no luchan se pierde el salario, el futuro, el presente y la escuela pública".

Noticias relacionadas


En la provincia de Buenos Aires, donde existe un extenso conflicto desde inicios de año por la falta de acuerdo paritario, el gobierno provincial dictó una conciliación obligatoria que fue acatada por los gremios FEB, Sadop, UDA, Udocba y Amet, mientras Suteba adhirió a la medida nacional.


A su turno, Baradel dijo que el Gobierno planea "eliminar todos los incentivos docentes" por unos 20.000 millones de pesos en el marco del "ajuste fiscal para cumplir con los compromisos asumidos con el FMI".