COTIZACIÓN

El dólar subió por tercer día seguido: aumentó 5 centavos, cerró a $ 37,02

El billete estadounidense tuvo una jornada con altibajos, pero cerró este miércoles por arriba del cierre de un día antes.
Miércoles 14 de noviembre de 2018

Dólar, economía, Reuters

(Foto: Reuters)

 

Tras el cierre de la jornada de este miércoles, el dólar subió 5 centavos y marcó su tercera suba consecutiva en bancos y agencias de la city porteña.

 

El billete estadounidense cerró cotizando a $ 35,02 para la compra y $ 37,02 para la venta.

 

Noticias relacionadas

Entre tanto, cayó del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde perdió 15 centavos a $ 35,90 luego de tocar máximos en $ 36,30.

 

Los inversores en plaza especularon con el tipo de cambio de referencia del cierre de la jornada bursátil de ayer ($ 35,885) con el que se podía comprar dólares mediante la licitación de Letras del Tesoro en dólares que subastó Hacienda justamente este miércoles. Esto llevó a que hacia el cierre de hoy baje la oferta por encima de dicho precio y bajara la cotización y que perforó los $ 36.

 

Asímismo, el Banco Central convalidó por octavo día seguido un recorte en la tasa de Leliq a ocho días en la subasta de este miércoles. El monto adjudicado llegó a $ 174.745 millones. La tasa promedio de corte se ubicó en 63,291%, siendo la tasa máxima adjudicada de 64,099%.

 

Con un recorrido con altibajos y varias fluctuaciones, el dólar operó nuevamente con marcados cambios de tendencia en una jornada con un ligero incremento en el volumen negociado.

 

Los máximos de la jornada se dieron a media mañana en los $ 36,30, veinticinco centavos arriba del final anterior, en pleno dominio de la demanda por cobertura con escasa respuesta de la oferta genuina. La intensidad de los pedidos de compra se fue diluyendo a medida que avanzaba la sesión y los precios reflejaron la mejora de la oferta con caídas que otra vez le hicieron perforar el piso de los $ 36.

 

 

Sobre el final de la fecha la presión vendedora se acentuó provocando nuevas bajas que llevaron al tipo de cambio a tocar mínimos en los $ 35,85. El volumen total operado en aumentó 4%, a u$s 695 millones.

 

El Banco Central convalidó por octava rueda bursátil seguida recortar la tasa de Leliq a ocho días en la subasta que llevó a cabo hoy. El monto adjudicado fue de $ 174.745 millones. La tasa promedio de corte se ubicó en 63,291%, siendo la tasa máxima adjudicada de 64,099%.

 

El monto adjudicado fue de $ 73.420 millones. La tasa promedio de corte se ubicó en 65,044% (el lunes fue de 65,772%), siendo la máxima adjudicada de 65,20% (contra el 66% de la jornada anterior).

 

Dólar
Cotización del dólar
Casa de cambio
Bancos
Economía argentina
Monedas
COTIZACIONES

Dólar hoy: el blue subió a un nuevo récord de $138 y la brecha superó el 100%

El dólar contado con liquidación cedió a $124 y la brecha con el billete mayorista fue de 83%.
Jueves 14 de mayo de 2020

Dólares, economía argentina, NADólares. NA.

El caudal de pesos excedentes en sistema financiero pone cada vez más presión sobre el mercado paralelo del dólar, que por su reducida dimensión, reacciona en sentido alcista con escasos montos operados.

 

Este jueves, el dólar blue avanzó otros cinco pesos (+3,8%) y terminó operado a 138 pesos, un nuevo máximo con el que acumula un salto de 83,4% en lo que va de 2020 y amplía la brecha con el dólar mayorista a un 104 por ciento.

 

Amílcar Collante, economista de CeSur (Centro de Estudios Económicos del Sur) , dijo que “la presión cambiaria está dentro del marco de lo que es la dificultad de la renegociación de la deuda y la incertidumbre macroeconómica, con la dificultad que enfrenta el Gobierno para anclar expectativas frente al COVID 19”.

 

“La reciente suba de los dólares paralelos tiene que ver con una visión de más probabilidad del ‘no arreglo’ con los acreedores, que se suma a que como consecuencia de las medidas contra la pandemia hay muchos pesos emitidos en un contexto de baja en la recaudación, es decir un desbalance entre los pesos y los dólares disponibles”, dijo Collante.

 

“En medio de los procesos de reestructuración de la deuda y en días clave de definiciones la incertidumbre presiona al alza. Tendencia que no se espera que cambie, dadas además las complicaciones de una economía cerrada por la cuarentena y las dificultades en las cuentas nacionales”, indicó Portfolio Personal Inversiones.

 

El valor del mayorista subió unos diez centavos, a $67,64, con un avance de 12,9% en 2020. En la plaza de contado se está operando un escaso monto diario próximo a los USD 200 millones, que obligó en las últimas ruedas a ventas del Banco Central para equilibrar la oferta.

 

En este costado, vuelve a destacar el aumento de más de 1% para el dólar en Brasil, pues la evolución del tipo de cambio del principal socio comercial de la Argentina influye en la dinámica del billete en el mercado interbancario.

 

Dólar, brecha entre oficial y monedas alternativas. Reuters, Banco CentralDólar, brecha entre oficial y monedas alternativas. Reuters, Banco Central.

 

El dólar en Brasil es pactado a 5,96 reales, un nuevo récord, con lo que amplía el avance de 2020 a 48,3%, desde los 4,02 reales del cierre de 2019.

 

En la Bolsa de Comercio porteña, el contado con liquidación y el MEP se pactan en torno a los $124 y $121, respectivamente. Tan sólo en lo que va de mayo, los dólares bursátiles trepan casi 10 por ciento.

 

“Frente a tanta incertidumbre, tanto internacional como local y principalmente causada por el proceso de reestructuración de la deuda, el dólar como refugio de valor sigue siendo la primer opción para gran cantidad de inversores y ahorristas”, comentó Joaquín Candia, analista de Rava Bursátil.

 

La reestructuración de la deuda trae bastante ruido sobre cómo va a ser el día después, es decir si habrá chance de volver a tener financiamiento externo o la Argentina estará resignada a vivir en la autarquía con los dólares que tiene”, manifestó Collante

 

Las reservas internacionales bajaron este miércoles unos USD 66 millones y se ubicaron en los 43.286 millones de dólares.

Dólar
Cotizaciones
Economía argentina
RENEGOCIACIÓN DE DEUDA

Martín Guzmán: “Queremos convertir Argentina en un buen deudor”

El titular de Hacienda sostiene que Argentina quiere ser “un buen deudor”, pero admite que “falta un camino importante” para llegar al acuerdo sobre la deuda.
Miércoles 13 de mayo de 2020

Martín Guzmán, Ministro de Economía de Argentina, ReutersMinistro de Economía, Martín Guzmán.

Martín Guzmán, ministro de economía de Argentina, tiene por delante un trabajo muy complicado.

 

El ministro de Hacienda de Argentina necesita lograr antes del 22 de mayo un acuerdo con los acreedores que evite el default y, a la vez, reanimar una economía que la pandemia ha terminado de hundir.

 

Guzmán transmite tranquilidad durante la entrevista, realizada en su despacho, en exclusiva para el diario español El País.

 

Todo en el marco de las duras renegociaciones en que se encuentra abocado..

 

Afirma que Argentina quiere ser “un buen deudor”, pero admite que “falta un camino importante” para llegar al acuerdo sobre la deuda.

 


Su plan consistía en llegar a un acuerdo con los acreedores privados antes de fin de marzo. Luego amplió el plazo hasta el 8 de mayo. Y ahora el nuevo límite es el 22 de mayo.

El coronavirus afectó toda la logística. Es muy distinto cuando el diálogo entre los acreedores y el gobierno se realiza por videoconferencia. El hecho de no estar en persona condiciona el proceso.

 

Su oferta recibió muy pocas adhesiones. ¿A quién corresponde ahora la iniciativa?

Argentina hizo su oferta luego de lo que fue un proceso de diálogo y estos días tratamos de profundizar el entendimiento.

 

¿Sobre la misma oferta que implica tres años sin pagar, quita de principal y fuerte reducción de intereses?

Es una oferta. Lo fundamental es que el acuerdo sea sostenible. Queremos convertir a Argentina en un buen deudor que pueda hacer frente a sus compromisos. Y hay múltiples combinaciones de los parámetros de una oferta que son consistentes con la idea de lo que llamamos restaurar la sostenibilidad.

 

¿Han hecho alguna contrapropuesta los acreedores?

No.

 

El Banco Central argentino está imprimiendo grandes cantidades de pesos pero la inflación tiende a la baja, lo cual indica una presión deflacionaria. ¿Qué va a ocurrir?

En Argentina, como el objetivo fue priorizar la salud ante la pandemia, decidimos restringir fuertemente la circulación de personas. La cuarentena afectó mucho la actividad económica y tiene un costo fiscal importante, en un contexto en el que Argentina carece de acceso al crédito internacional. Con el país saliendo de la cuarentena se crea la necesidad de esterilizar parte de la creación de dinero. Eso ya está ocurriendo. De hecho, Argentina está entrando en una dinámica positiva en el desarrollo de un mercado de deuda pública en pesos que en diciembre estaba cerrado.

 

El contexto internacional es más bien deflacionario. ¿Esto puede ayudar a que los acreedores piensen que no es tan mala la oferta, teniendo en cuenta los bajos tipos de interés internacionales?

Argentina propone pagar un cupón promedio de 2,3%. Eso tiene que ver con lo que Argentina puede, más que con lo que pasa en el mundo. Pero es cierto que las tasas globales de interés son muy bajas. Si se aceptara nuestra oferta, Argentina podría hacer frente a sus compromisos y nuestros acreedores tendrían un retorno realista. Al cupón promedio que hoy paga Argentina, del 7%, no podemos hacerle frente.

 

¿Los tres años de periodo de gracia son negociables?

Hubo mucha discusión al respecto, ese era un parámetro crítico para nuestros acreedores. El análisis de sostenibilidad de la deuda del FMI sugería un periodo de gracia de cinco años, en las negociaciones propusimos cuatro y dada la importancia de ese parámetro bajamos a tres años. Es un proceso que sigue.

 

Los grandes fondos que invirtieron en deuda argentina coinciden en señalar que les falta un plan económico.

Lo hemos presentado y es público. Hace unas semanas conversaba con un gran exministro de Economía argentino y me contaba que a él le pasaba lo mismo cuando participó en un proceso de reestructuración de la deuda. Le decían: “No hay plan”. Y me avisó: “Te van a decir que no hay plan mientras no sea el plan que quieren ellos”.

 

Técnicos del Fondo Monetario Internacional señalan que Argentina decidió negociar antes con los acreedores privados que con ellos. Vistos los resultados, ¿se arrepiente?

Tiene que ver con una cuestión de tiempos. Los tramos fuertes para la devolución de la deuda con el FMI [sobre un total de 44.000 millones de dólares] recaen entre el 2021 y el 2023. En cambio, en 2020 debíamos afrontar pagos muy grandes a los acreedores privados.

 

Supongamos que el 22 de mayo hay acuerdo con los acreedores. ¿Qué pasa entonces?

El horizonte consiste en una estructura productiva capaz de satisfacer un conjunto de condiciones al mismo tiempo: garantizar trabajo con inclusión; generar dinamismo y competitividad, algo con lo que siempre hemos tenido problemas; y conseguir estabilidad macroeconómica, con un aumento de las exportaciones que sea consistente con el crecimiento del PIB en términos reales. Argentina ha vivido históricamente periodos de auge seguidos de caídas, crisis de balanza de pagos recurrentes, crisis de deuda soberana. Esa inestabilidad destruye empleo y genera exclusión social. En Argentina, el 40% de la población se encuentra en situación de precariedad laboral y el 52,3% de los chicos menores de 14 años sufren pobreza.

 

Si Argentina no paga deuda externa durante tres años, acumulará grandes reservas en dólares.

Argentina tiene un problema de integración en los mercados internacionales relacionado con varios factores. Uno de ellos son los controles de capital muy rígidos, implementados en agosto de 2019 en un contexto de alta ansiedad en la economía. Argentina necesita unas regulaciones más flexibles. Para eso tenemos que construir robustez, acumular reservas que sostengan un mercado interno de deuda en pesos, un factor muy importante para que el país pueda endeudarse en su propia moneda.

 

Entretanto, el peso sigue devaluándose frente al dólar en el mercado libre.

El dólar oficial lo mantenemos en un tipo de cambio real competitivo [69 pesos por dólar] y estable.

 

Pero el no oficial se acerca a los 130 pesos por dólar.

Argentina sigue en una situación de inestabilidad. El cambio oficial va a ir moviéndose con la inflación. Bajo condiciones de estabilidad macroeconómica se generaría estabilidad también en los mercados cambiarios alternativos.

 

¿Qué pasa si el 22 no hay acuerdo?

Argentina está en este proceso de reestructuración de la deuda porque no tiene capacidad de pago. Y Argentina va a trabajar hasta conseguir el acuerdo. Claramente, todavía hay un camino importante por recorrer para llegar a un acuerdo.

 

¿Ha mejorado el diálogo con los acreedores tras fracasar el primer tramo de la negociación?

R. Sí. Después hay que ver a qué velocidad se desarrolla, pero hoy el diálogo está yendo por donde queremos que vaya.

 

Deuda
Martín Guzmán
Economía argentina
Coronavirus en Argentina