COMPETITIVIDAD EN EL SECTOR

La producción de un auto en la Argentina es mucho más caro que en México y Brasil

El costo de salida de fábrica de un auto en la Argentina es de u$s 15.900, y genera mucha diferencia con lo requerido para producir en otros países de la región. En Brasil y México, los valores son mucho menores y generan la falta de competitividad.
Martes 16 de abril de 2019

Industria automotriz - economía argentina

El estudio elaborado por ADEFA pone una alerta en el tema de competitividad: el costo de producción de un auto en la Argentina es mucho mayor al de México y Brasil.

 

El costo de salida de fábrica de un auto en la Argentina es de u$s 15.900, y genera mucha diferencia con lo requerido para producir en otros países de la región.

 

En Brasil, un vehículo equivalente tiene un costo de fabricación de u$s 12.700 mientras que en México baja a u$s 9.600. Con las propuestas planteadas en el trabajo de la consultora ABECEB, el costo de un 0 km fabricado en alguna de las terminales del país podría bajar a u$s 14.600.

 

Noticias relacionadas

Todavía estaría por arriba de los valores que manejan los otros países que fabrican autos en la región pero se aproximaría a sus niveles. Las escalas de producción también son diferentes. En la Argentina el promedio es de 36.546 unidades por modelo. Podría crecer a 73.092 unidades si se introducen los cambios propuestos. En Brasil, la escala promedio es de 134.278 unidades, en tanto en México llega a 167.869 vehículos.

 

El trabajo hace un ejercicio teórico, imaginando a México con los niveles de costos de producción que hay en la Argentina. En ese caso, un 0 km fabricado en ese país pasaría de un precio de salida de fábrica de u$s 9.600 a u$s 13.800.

 

Esto explica las dificultades de la Argentina para ganar mercados de exportación fuera de mercado como el brasileño.

Industria automotriz
Producción industrial
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Con solo siete días de actividad, la producción automotriz cayó más del 80% en Mayo

Según ADEFA registró caídas fuertes en comparación al mismo mes del año pasado.
Jueves 4 de junio de 2020

AutomotricesIndustria automotriz.

Afectado por la pandemia, el sector automotriz fabricó durante mayo 4.802 vehículos en sólo siete días hábiles de actividad, lo que significó una caída del 84,1% contra igual mes del año pasado, informó hoy la cámara empresaria Adefa.

 

Pero la estrategia de los concesionarios de vender vehículos tomando el dólar a valor blue permitió durante el mismo mes aumentar 166,7% las ventas respecto de abril, también afectado por la cuarentena. En ventas mayoristas, el sector automotor en su conjunto comercializó a la red de concesionarios 20.033 unidades, lo que representó una contracción del 28,3% en su comparación con mayo del año anterior.

 

De esta forma, el acumulado de los primeros cinco meses arroja que la venta mayorista (a concesionarios) se ubicó en 99.385 unidades, es decir, un 34% menos respecto del mismo período de 2019 en el que se comercializaron 150.566 vehículos. Según el informe, el sector exportó 3.227 vehículos, es decir, un 35,2% más en su comparación con el mes anterior, y 85,2% por debajo del volumen que se contabilizó en mayo de 2019.

 

En el acumulado de enero-mayo, el sector exportó 46.347 vehículos, es decir, se registró una baja de 48,7% en su comparación con el mismo período del año pasado cuando se enviaron 90.285 unidades a diversos mercados. Tras 60 días de inactividad por el aislamiento social dispuesto por el Gobierno, el sector automotor en su conjunto fue habilitado a reanudar sus operaciones y sólo tuvo 7 días hábiles de producción.

 

Durante abril, las plantas automotrices permanecieron cerradas con cero unidades producidas y masivas suspensiones del personal para afrontar la crisis de la pandemia. En el acumulado de enero a mayo, el sector alcanzó las 70.782 unidades producidas (autos y utilitarios), lo que marcó una contracción de 48,4 % en comparación con las 137.266 unidades que se produjeron en el mismo período de 2019.

 

"Para retornar a la actividad industrial y comercial, el sector en su conjunto estableció estrictos protocolos en materia de seguridad y sanidad. El proceso demorará algún tiempo hasta alcanzar la cadencia normal dada la complejidad de la cadena de valor de la industria para reiniciar sus operaciones y la evolución de la demanda tanto interna como externa", explicó Adefa.

 

Agregó que el sector "está trabajando con la cadena de valor para retomar en los próximos días una agenda de corto y mediano plazo orientada a generar propuestas y herramientas para reactivar el mercado interno, la producción, la exportación y trabajar asimismo sobre alternativas" para superar los problemas estructurales.

Industria automotriz
Automotrices
Autos
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

La industria automotriz vuelve al trabajo en cuarentena tras el peor abril en su historia

La semana pasada, poco a poco, han vuelto a la vida bajo estrictos protocolos sanitarios, con un solo turno por día y la producción a un tercio de la capacidad instalada.
Martes 2 de junio de 2020

Industria automotriz, economía argentina, coronavirusIndustria automotriz. 

La industria automotriz ha vuelto desde la semana pasada bajo estrictos protocolos sanitarios, con un solo turno por día y la producción a un tercio de la capacidad instalada debido a la pandemia de coronavirus.

 

El titular del Sindicato de Mecánicos (SMATA), Ricardo Pignanelli, aseguró que esa actividad comenzó a trabajar al 40% de su capacidad, cuando en "los últimos cuatro años lo hizo al 50/55%", y afirmó que "se mueve mucho más el mercado interno que el externo", al conmemorar los 75 años de vida del gremio.

 

Pignanelli expresó que los trabajadores mecánicos aportan hoy con sus tareas un 40% de la capacidad de la industria para que "la economía comience a desarrollarse", aunque reseñó que en "los últimos cuatro años lo hizo al 50/ 55% por ciento, por lo que no está nada mal ese inicio".

 

"No se arrancó mal. Las ventas están despertando a nivel de camiones y camionetas. El campo siguió trabajando y, por lo tanto, el sector de las máquinas agrarias. Los coches comienzan a moverse. La expectativa es de esperanza, porque además el personal está a la altura de la pandemia", dijo el dirigente.

 

Pignanelli agregó que "la convocatoria a trabajar sin saber cómo, a locas y tontas y sin conducción, provocará que se enfermen todos"; por lo que se pronunció por "el respeto a los protocolos de higiene y salud" y reseñó que en "el último año se produjeron solo 300 mil unidades, en lugar de las 600 o 700 mil habituales" en el sector.

 

También sostuvo que "es preciso continuar peleando con fe y esperanza y cuidando la salud, pero yendo de casa al trabajo y del trabajo a casa, como enseñó (el tres veces presidente) Juan Perón", porque ya habrá tiempo para "volver a la vida anterior".

 

En General Pacheco, cámaras de calor colocadas en los ingresos miden la temperatura de los 1.300 empleados que han vuelto al trabajo. Los obreros limpian sus manos con alcohol y sus zapatos con lejía. Un vez dentro, reciben un barbijo.

 

Según datos de la asociación de fabricantes Adefa, en 2013 se produjeron 791.000 vehículos, un hito desde el cual se inició la caída: 617.000 en 2014, 543.467 en 2015, 470.000 anuales entre 2016 y 2018 y sólo 314.000 en 2019. El acumulado de los primeros cuatro meses de 2020 no llega a las 65.000 unidades.

 

En marzo, el sector se derrumbó con sólo 10 días de cuarentena, 34% interanual, frente al 17% de la industria en general. En abril, finalmente, llegó el desastre, con producción cero.

Producción industrial
Cuarentena
Coronavirus en Argentina