Guerra comercial - Estados Unidos y China

Un día después de la entrada en vigor de la última tanda de aranceles chinos a productos estadounidenses, Beijing publicó  un documento en el que analiza la guerra económica con Washington y concluye que la potencia occidental boicoteó las negociaciones y es el único responsable de la caída del comercio bilateral.

 

"Cuanto más se ofrece el gobierno de los Estados Unidos, más quiere", sostuvo el gobierno chino en el documento, citado por la agencia de noticias EFE, y explicó que los negociadores de Donald Trump "recurriendo a la intimidación y la coerción, persistieron con demandas exorbitantes".

 

Según el gobierno de Estados Unidos, el responsable de que las negociaciones comerciales bilaterales fracasaran y Trump diera por terminada la tregua acordada en Buenos Aires en diciembre pasado fue China.

 

Noticias relacionadas

"Fue una versión totalmente infundada e irresponsable", sentenció Beijing y responsabilizó al gobierno de Trump por la reducción interanual del 9,7% de las exportaciones chinas a Estados Unidos.

 

China no es el único preocupado por la caída del comercio internacional que está provocando la guerra comercial que inició el gobierno de Trump a mediados del año pasado.

 

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, advirtió hoy que si la escalada arancelaria entre China y Estados Unidos continúa, ambas potencias perderán entre cinco y seis décimas de sus PBI este año, según calculó la Comisión Europea.


"El proteccionismo es la principal amenaza para el crecimiento mundial", destacó Moscovici en una entrevista con la radio France Inter y, al igual que China, responsabilizó a Estados Unidos y a la "política del bombero pirómano", en referencia al presidente Trump.

 

Mientras tanto, el gobierno estadounidense continúa presionando a sus aliados para que tomen su lado en esta guerra comercial.

 

Desde Suiza, donde realiza una visita oficial, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, le pidió a ese gobierno europeo que "sopese los riesgos asociados a muchas actividades de China" y tome distancia, pese a que tiene un acuerdo de libre comercio con la potencia asiática desde 2013.

 

La pulseada entre China y Estados Unidos impregna por estos días todas las discusiones comerciales, económicas y estratégicas en el mundo.

 

En Singapur, el tema llegó incluso a dominar el foro de seguridad anual del Diálogo de Shangri-la, que terminó hoy.

 

"Ningún país debería esperar jam ás que China permita que se infrinjan su soberanía, seguridad e intereses. En cuanto a la fricción comercial reciente iniciada por Estados Unidos, si Estados Unidos quiere dialogar mantendremos la puerta abierta, si quieren combatir, combatiremos hasta el final", aseguró el general Wei Fanghe, ministro de Defensa Nacional chino.

 

Ayer, el secretario de Defensa estadounidense, Patrick Shanahan, había acusado a China de "desestabilizar la región, al tratar de reordenar sus vibrantes y diversas comunidades en aras de su beneficio exclusivo".