Patrulleros, policía, noche

Se presentaban como empresarios del campo, pero "Corcho" y "Doña Minga" lideraban una red de trata de personas en la ciudad de Rafaela, en Santa Fe.

 

Los dos fueron detenidos este fin de semana tras un importante operativo donde también cayó una mujer, que vivía en la lujosa mansión.

 

En el marco de los operativos, secuestraron una escopeta calibre 16, dos escopetas calibre 12.70, un revólver calibre 38, un rifle calibre 22 y gran cantidad de dinero.

 

Noticias relacionadas

Según la investigación, la pareja abligaba prostituirse a al menos ocho mujeres, que en su mayoría son de República Dominicana.

 

Ante los demás, la pareja se dedicaba a los negocios agropecuarios y tenían un poder adquisitivo muy alto.

 

De hecho, se paseaban por la ciudad en lujosos vehículos: "Lamentablemente la trata de personas es una realidad que tenemos. Se las van llevando de a poco, es una realidad que ellas no aceptan", explicó Rubén Olazabal a TN, el Segundo Comandante de la Gendarmería, luego del operativo que terminó con la liberación de las mujeres.

 

"En un primer momento dicen que necesitan ese trabajo por la plata, pero no se dan cuenta del trasfondo que hay, que hay una ganancia, una persona que se está haciendo rica a costas de ellas", agregó. "Todavía tenemos tres prófugos de la Justicia, sobre los que seguimos sus pasos", detalló.

 

La mansión en la que vivían los detenidos tenía una amplio parque, pileta, quincho y hasta dormitorios separados para los caseros. Según creen los investigadores, la red de prostíbulos que regenteaban estaba distribuida entre Villa Dominga (a 15 cuadras del centro de Rafaela) y Rosario.