Verónica Ojeda con Susana GiménezLa ex Maradona no se cayó nada con Susana

Verónica Ojeda visitó el domingo pasado el programa de Susana Giménez acompañada por el hijo que tuvo con Diego Maradona, Dieguito Fernando. En diálogo con la diva, brindó detalles sobre el trastorno que afecta al pequeño, quien le dejó un mensaje a su padre.

 

"Yo en enero tenía que volver a Estados Unidos para hacer el tratamiento con Dieguito. Como en México hay muy buenos médicos también y un lugar parecido a lo que yo le estoy haciendo en Estados Unidos, el padre me dijo '¿por qué no te venís así él hace el tratamiento acá, va a la escuela y ve al papá?'", explicó la rubia.

Noticias relacionadas


"¿Pensaron en unirse?", le preguntó la diva. "No, para nada, de mi parte no. Yo estaba enfocada en mi hijo. No teníamos mucho contacto, solamente a la noche cuando cenábamos. Cada uno con su vida, con sus cosas", remató Ojeda.


Además, detalló por qué viajaba tanto a los Estados Unidos: "Hace tres años con Dieguito estamos haciendo un tratamiento muy intenso. Cuando tenía 3, le habían diagnosticado autismo. Yo no sabía qué hacer, empecé a averiguar, a asesorarme, leer. Hasta que un día me llama el doctor Alejandro Drueto, y me dice 'Vero, tenés que ir a Estados Unidos que hay unos tratamientos bárbaros'. Me dieron turno para el año siguiente, fui, le hicieron un estudio intenso a partir del cual tenía que hacer un montón de tratamientos, por eso iba y venía a Estados Unidos. Mejoró un montón Dieguito y allá no me dijeron que era un autismo lo que él tenía sino un retraso en el habla. Se llama trastorno específico del lenguaje (TEL)".

GENTILEZA TELEFE

 

Por otra parte, Verónica Ojeda habló de su romance con Mario Raúl Baudry, con quien está en pareja hace poco tiempo y ya tiene un viaje planeado: después de las fiestas se van a ir a las Islas Maldivas, un paradisíaco lugar de Asia, más precisamente al Sur de la India. "Estoy muy bien, estoy con alguien, lo quiero preservar. Estoy en paz y muy feliz", lanzó, escueta, en diálogo con Susana.