Fiscalía de Villa Gesell - Detenidos por caso de Fernando Baez SosaDetenidos por la muerte de Fernando Báez Sosa

Continúa avanzando la investigación por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Este lunes, en el marco de la tercera rueda de reconocimiento, tres de los rugbiers detenidos fueron identificados como miembros del grupo que golpeó al joven.

 

En ese marco, los abogados de la familia, Fernando Burlando y Fabián Améndola, expresaron su confianza para que se rompa lo que ellos llaman "pacto mafioso" entre los imputados.

 

"Hay diez personas muy bien detenidas. Algunas diligencias son vinculatorias y otras no. Pero lo importante sería que alguno hable. Esto va a suceder en el transcurso de estas horas", expresó burlando en diálogo con TN.

 

Noticias relacionadas

Además dijo que la decisión de los rugbiers de no declarar ante la Justicia se basa en un "pacto mafioso" entre ellos. "Esto no es camaradería, esto es mafia, porque castigaron brutalmente a una persona. Pero no tengo dudas de que en algún momento van a hablar",añadió.

 

"Si alguno de estos monstruos no tiene vínculo con el crimen, tendría que hablar, y no solo decir lo que hizo él, sino qué hicieron los demás", agregó.

 

En ese marco, afirmó que, con las pruebas recolectadas hasta el momento, la defensa cuenta con "elementos más que suficientes" para determinar la culpabilidad de cada uno.

 

Sobre la tercera jornada de reconocimiento, Améndola expresó: "Se identificaron a tres de los rugbiers detenidos: uno de ellos arengaba al que estaba pegándole la patada a Fernando a seguir golpeándolo; otro fue el que lo golpeó casi al inicio a través de puñetazos y un tercero fue reconocido como miembro del grupo, aunque el testigo no pudo determinar qué rol cumplió".

 

Más adelante se refirió a la situación de Pablo Ventura, el detenido que fue liberado y dijo que "hay pruebas en la causa que lo desvinculan".

 

"Solo hay uno de los diez detenidos que no pudo ser reconocido ni ubicado a través de los videos en el lugar", reconoció.