FIATLa denuncia a Fiat.

La Defensoría del Pueblo bonaerense realizó una presentación judicial contra la firma automotriz Fiat, por presunto obrar malicioso con sus planes de ahorro al fijar unilateralmente los aumentos de precio de los vehículos, y con eso perjudicar a los consumidores, informó ese organismo provincial.

 

Se trata de una acción de defensa del consumidor prevista en el artículo 23 del Código Provincial de Implementación de los Derechos de los Consumidores y Usuarios, que el organismo que conduce Guido Lorenzino presentó de contra FCA Sociedad Anónima De Ahorro para Fines Determinados, la empresa con la que Fiat administra sus planes de ahorro.

 

De esta forma, la Defensoría denunció el obrar malicioso de las empresas automotrices y administradoras de los planes de ahorro que, lejos de facilitar el acceso igualitario a un automóvil, como pretende la legislación que rige la materia, utilizan el sistema en su propio beneficio, fijando unilateralmente los aumentos de precio y perjudicando a los consumidores, que no pueden abandonar el plan sin perder lo ahorrado ni seguir pagando sin ser perjudicados económicamente.

 

Noticias relacionadas

Además, el organismo indicó que busca que se declare la nulidad de las cláusulas abusivas, y que la Justicia readecúe el contrato con fijación equitativa de montos, ordenando la devolución del dinero indebidamente percibido.

 

También solicitó la imposición de una multa civil ejemplar para que los grupos empresarios dejen de seguir replicando las maniobras abusivas de este tipo.

 

La acción de la Defensoría se basó en el reclamo de un denunciante de La Plata, quien apuntó contra Fiat por los aumentos irrazonables de las cuotas de su plan de ahorro, que se incrementaron más del 400% en cuatro años, sobre un valor del automóvil que subió en ese mismo periodo un 480%, porcentajes muy por encima del alza de la inflación o del dólar.

 

"Si bien partimos de un caso puntual, estas situaciones se repiten en casi todos los usuarios afectados por los planes de ahorro", indicó Lorenzino.

 

Afirmó que "las automotrices aumentaron desproporcionadamente los valores a su antojo, no brindan información a los usuarios y pusieron en jaque a muchas familias que se esfuerzan mes a mes para cumplir el sueño de comprar un 0 kilómetro".