DIRECTV, telecomunicacionesDirectv.

En Venezuela, el cerco informativo ha sido una política de Estado desde los tiempos de Hugo Chávez y se profundizó en el primer mandato de Nicolás Maduro.

 

Ahora, sumergido en una crisis institucional sin precedentes, Maduro aprieta las tuercas y le restringe a la población venezolana el acceso a la información.

 

En este marco la empresa DIRECTV abandona el suelo venezolano por la obligatoriedad de difundir las señales oficialistas Globovision y PDVsa y a su vez respetar las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos contra el regimen Chavista. 

 

Noticias relacionadas

En una escueta comunicación, la empresa alega que "debido a que es imposible cumplir con los requisitos legales de ambos países, AT&T se vio obligado a cerrar sus operaciones de televisión paga en Venezuela".

 

El pueblo venezolano sufrirá la perdida del contacto con la realidad que los medios locales le ocultan detrás de un regimen que se perpetúa en el poder en base a violencia y mentiras.