Merval, Bolsa de Comercio de Buenos Aires, AGENCIA NAMovimientos bursátiles ante canje de deuda.

Los bonos argentinos en dólares consiguieron importantes alzas durante mayo, en algunos casos superiores al 40%, estimulados por la creciente esperanza de un acuerdo sobre la restructuración de la deuda soberana argentina.

 

Puntualmente, el bono centenario (AC17) lideró los incrementos del mes, con un alza del 40,7%, seguido por el Bonar 2024 (+39%), el Discount bajo ley local (+38%), y el Bonar 2037 (+36,5%). De ello se desprende que los bonos con legislación local estuvieron entre los que más se recuperaron ante la renovada expectativa de tener un tratamiento equitativo en relación a los instrumentos de jurisdicción internacional.

 

"El principal motivo para esta recuperación se debe al cambio de expectativas por parte del mercado acerca de un posible acuerdo para resolver el problema de la deuda", dijo Santiago Abdala, Director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

 

Noticias relacionadas

De todos modos, Abdala dijo que paradójicamente, mayo fue el mes en el que el país entró finalmente en default sobre algunos de sus bonos.

 

"El cambio de expectativas hacia delante, apoyado en un tono más componedor de ambas partes, alimentó la suba de los bonos argentinos", detalló.

 

La expectativa positiva por un posible acuerdo en el corto plazo entre el Gobierno y los acreedores privados se vio plasmada en las cotizaciones hasta este mismo viernes, jornada en la que los títulos públicos en moneda dura anotaron avances de hasta el 7,3% (bono centenario). Fue tras conocerse una nueva propuesta de reestructuración de deuda difundida por el Gobierno, con vencimientos ligeramente adelantados y un período de gracia de dos años para el pago de cupones.

 

"Algunas señales de acercamiento entre las partes están haciendo que los bonos suban, especialmente las emisiones más largas", dijo un operador y señaló que "los negocios son meramente especulativos y por montos no muy significativos".

 

El importante rebote en bonos presionó a la baja al riesgo país argentino, que cayó en el mes un 24,1% (836 unidades) a 2.636 puntos, niveles similares a los registrados a principios de marzo.

 

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, dijo que la nueva propuesta de los tenedores de bonos había sido un paso en la "dirección correcta", pero que aún no cumplía con lo que el país necesitaba para salir de la crisis de deuda en medio de una prolongada recesión.

 

A su vez, los grupos de acreedores dieron el viernes más detalles de su oferta, que incluye la reducción de cupones en un promedio del 32% y no considera el pago de amortizaciones hasta 2025.

 

Con la nueva propuesta, la tasa de los cupones, en promedio, sería del 4,25%, "una tasa que actualmente solo se reserva para los (bonos) soberanos de más alto grado de inversión en América Latina", según un comunicado del grupo Ad Hoc, uno de los dos que presentó la oferta.

 

Bolsa de Buenos Aires, AGENCIA NAJornada financiera en Argentina. NA.

 

Recordemos que la semana pasada, el país no realizó el pago de unos 500 millones de dólares en intereses de los bonos Globales, por lo que entro en default restringido, según la calificadora Fitch.

 

Los analistas sostuvieron que el último avance fue una señal prometedora, con la propuesta enmendada de Argentina aumentando su valor y acercándose a lo que los acreedores pueden aceptar. "Todavía se necesita más trabajo, pero las dos partes se están acercando cada vez más", dijo Morgan Stanley.

 

Luego de las mejoras realizadas por el equipo de Guzmán y por el grupo de bonistas, las puntas parecen encontrarse al día de hoy en u$s48 versus u$s53. ¨No luce como una distancia irreconciliable, pero el detalle es que los bonistas no están dispuestos a ceder mucho más terreno. Las medias tintas no sirven, y por lo tanto hay que evitar la tentación política de ´ir por la heroica´ o la inflexibilidad por concepción académica¨, opinaron analistas de Delphos Investment.

 

Así mismo, mucho se discutiósobre la "exit yield" (tasa de salida). Sin embargo, esta tasa no necesariamente coincidirá con el rendimiento que le pedirá el mercado a los nuevos títulos, creen en el mercado. ¨Luego de un análisis sobre distintas renegociaciones, la sobretasa requerida a los nuevos bonos argentinos tendría como piso el 10% y hasta podría acercarse a la experiencia de Grecia 2012 (cercana al 13%). Esta tasa sería consistente con la intuición que Argentina demorará en regresar a los mercados internacionales¨, advierten desde Delphos.

 

El Gobierno prorrogó la fecha límite para las conversaciones en curso hasta el próximo martes 2 de junio, aunque el período será ampliado una vez más, según fuentes cercanas a las negociaciones.

 

Por otro lado, los bonos en pesos acumularon subas de entre 6% y 15% en promedio a lo largo del mes. En la última rueda de mayo, se mostraron dispares, siendo el tramo floater el más favorecido dejando alzas de entre 1% y 3% en promedio, mientras que el tramo CER operó más ofrecido con caídas de entre 0,25% y 1% en promedio.

 

Vale remarcar que desde este viernes el Banco Central endureció las restricciones del mercado de cambios, en un intento por sostener una leve y controlada depreciación del peso y frenar una caída en sus reservas. Esto hizo que el Banco Central terminara con saldo comprador por primera vez en tres semanas, al alzarse con uno u$s280 millones, según fuentes del mercado.

 

En tanto, el dólar contado con liquidación, que sirve para hacerse de divisas mediante activos en medio de los nuevos controles, cerró el mes en torno a los $113,50, mientras que el dólar ilegal terminó en $125.

 

S&P Merval y ADRs:
La bolsa argentina acumuló en mayo una ganancia del 15,5%, medida en pesos, apuntalada por la ilusión de un potencial acuerdo del Gobierno y acreedores para alcanzar una reestructuración de unos 65.000 millones de dólares de deuda, y la buena performance de Wall Street, que cerró otro mes en el alza.

 

Entre las acciones ganadoras del mes, sobresalieron las del Grupo Financiero Valores, que se dispararon un 55%. Otras subas importantes las anotaron los papeles de BYMA (+36,2%), de YPF (+29,5%) -por el rebote de hasta 88% en el precio del crudo-, de Grupo Supervielle (+27,4%), y del BBVA (+22,2%).

 

Este viernes, sin embargo, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cayó un 3%, a 37.824 unidades, presionado por las acciones del sector financiero, que se hundieron hasta más de 11%, desacoplada de los mercados de referencia, que finalizaron la sesión en territorio positivo.

 

Entre las principales bajas del día, Banco Macro cayó 11,5%; Grupo Financiero Galicia cedió 7,1%; Central Puerto, 6,7%; Grupo Supervielle, 6%; y Banco BBVA perdió 5,2%.

 

En cambio, Telecom Argentina ganó 3,6%; Aluar avanzó 2,7%; Ternium, 2%; y Cablevisión Holding lo hizo 0,9%.

 

Por su parte, los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron con mayoría de bajas encabezadas por Banco Macro (-12,1%); Grupo Financiero Galicia (-9,3%); Banco Francés (-8,9%); y Banco Supervielle (-8,4%).

 

Según operadores del mercado, las bajas del sector financiero estuvieron vinculadas a la salida del índice de Mercados Emergentes del MSCI, tanto de Galicia, como de Macro, que si bien había sido anunciada el pasado 13 de mayo, los grandes fondos tenían tiempo hasta este viernes 29 para vender las tenencias de esos papeles, algo que se concretó con mayor visibilidad en el epílogo de la jornada.

 

Contrariamente, las ganancias fueron anotadas por Telecom Argentina (10,6%); Mercado Libre (3%); YPF (2,7%); Ternium (1,9%); Despegar (1,7%).

 

En la bolsa de Nueva York, los ADRs de empresas argentinas terminaron con mayoría de caídas, lideradas por banco Macro (-11,9%), Grupo Financiero Galicia (-9,3%), y BBVA (-9,2%).

 

Caídas en Wall Street por el coronavirusOperaciones en Wall Street. Reuters.

 

Wall Street:
Wall Street cerró el viernes con una ganancia leve después de que el presidente Donald Trump anunció medidas contra China, en respuesta a una nueva legislación de seguridad, que fueron menos inquietantes para la economía de Estados Unidos de lo que los inversores temían.

 

El Promedio Industrial Dow Jones terminó la sesión con una mínima caída, pero los tres índices registraron ganancias en el mes y la semana.

 

El S&P 500 inicialmente extendió pérdidas después de que Trump dijo que le ordenó a su administración que comience el proceso de eliminar el trato especial para Hong Kong, en respuesta a los planes de China de imponer una nueva legislación de seguridad en el territorio semiautónomo.

 

Pero Trump no mencionó ninguna acción que pudiera socavar el acuerdo comercial Fase Uno que Washington y Pekín firmado a principios de este año, una preocupación que había afectado al mercado durante toda la semana.

 

"Comenzó a hablar en un tono muy duro", dijo Chris Zaccarelli, director de inversiones de Independent Advisor Alliance en Charlotte, Carolina del Norte.

 

"Al mercado le preocupaba que anunciara algo sustancial, algo perjudicial para la economía de Estados Unidos. Luego, mientras hablaba, quedó claro que las acciones que se tomarían no serían tan dramáticas como se temía originalmente", añadió.

 

Trump también dijo que Estados Unidos está terminando su relación con la Organización Mundial de la Salud, algo que había amenazado con hacer a principios de este mes.

 

Las acciones tecnológicas le dieron al S&P 500 su mayor impulso, mientras que el sector de finanzas fue el de peor desempeño.

 

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 17,53 puntos, o un 0,07%, a 25.383,11 unidades; el S&P 500 ganó 14,58 puntos, o un 0,48%, a 3.044,31 unidades; y el Nasdaq Composite sumó 120,88 puntos, o un 1,29%, a 9.489,87 unidades.

 

Durante el mes, el Dow avanzó un 3,9%, el S&P 500 ascendió un 4,5% y el Nasdaq registró un alza de un 6,8%. En la semana, el Dow y el S&P 500 subieron cada uno más de 3%, mientras que el Nasdaq ganó un 1,8%.