Planta de BMW en Alemania, REUTERSBWM, REUTERS

El fabricante alemán de automóviles BMW anunció una reducción de su personal este año recurriendo sobre todo a jubilaciones anticipadas, en el contexto de la crisis provocada por el coronavirus.

 

Un portavoz del grupo indicó que la medida tiene el objetivo de reducir en 6.000 el número de empleados, que a finales de 2019 eran un total de 126.016.

 

"Después de las medidas existentes de flexibilidad", en particular el paro parcial, "son necesarias medidas adicionales" que afectarán principalmente a los centros de producción alemanes, explicó el fabricante. La reducción de la masa laboral se logrará mediante "la fluctuación natural" de la plantilla y jubilaciones anticipadas, además de recortes en la jornada laboral (contratos que pasarán de 40 horas semanales a 38 horas), explicó BMW.

 

Noticias relacionadas

También se ofrecerá a trabajadores jóvenes apoyo financiero para una educación superior a tiempo completo con la garantía de un trabajo cuando terminen. El fabricante con sede en Múnich explicó que las medidas han sido acordadas con los representantes de los empleados.

 

Por otro lado, el proyecto conjunto de coche autónomo de BMW y Daimler (fabricante de los Mercedes-Benz) queda en suspenso, explicaron ambos en un comunicado.

 

La "coyuntura" no es favorable para el desarrollo de ese vehículo, que de todas formas podrá ser "relanzado más tarde". El proyecto necesita un importante nivel de inversión "y no es el buen momento para realizar con éxito la cooperación", indicaron.