Google inteligencia artificial
Google comenzó a utilizar inteligencia artificial para cuidar al medio ambiente. Foto: Google

 

El objetivo de Google es que el usuario pueda tomar decisiones diarias que ayuden a mejorar las condiciones climáticas y aporten a la sustentabilidad del medio ambiente. Como plantea el CEO de Google, Sundar Pichai: "Las empresas no son las únicas que preguntan qué más podemos hacer para ayudar al planeta; cada vez más, las personas también se hacen esas preguntas".

 

El año pasado la empresa se comprometió a tomar medidas para hacer funcionar sus centros de datos y campus con energía libre de carbono las 24 horas del día, los 7 días de la semana para 2030. Esto es un gran desafio y para Google, las empresas no son las únicas que preguntan qué más se puede hacer para ayudar al planeta; cada vez más, las personas también se hacen esas preguntas. Un dato revelado es que en los últimos tres años, las búsquedas de "coches eléctricos" se han duplicado y la gente busca "hoteles ecológicos" más que nunca.

 

Es por eso que decidieron hacer más que brindar solo respuestas a las búsquedas, decidieron también ofrecer opciones más sostenibles. Anunciaron varias formas nuevas que incluye herramientas para ofrecer a los usuarios opciones más ecológicas cuando viajan y compran, un programa Nest que permite a las personas apoyar a la energía limpia desde el hogar y rutas ecológicas en Google Maps, disponibles en algunas regiones del mundo.

 

Crearon una función para que viajar sea más sustentable, se comenzó a mostrar las emisiones de carbono a Vuelos de Google. Los usuarios podrán ver las emisiones de carbono asociadas por asiento para cada vuelo y encontrar rápidamente opciones con menos emisiones. Además, cuando se busquen hoteles se verá información sobre los esfuerzos de sostenibilidad, desde la reducción de desechos y las medidas de conservación del agua hasta si cuentan con una certificación Green Key o EarthCheck. También están ayudando a las personas a tomar decisiones más sostenibles cuando compran, comenzando por los electrodomésticos. Cuando se busquen productos que consuman mucha energía, como hornos, lavavajillas o calentadores de agua, las sugerencias en la pestaña de Compras harán afinar la búsqueda a opciones rentables y sostenibles.

 

Google inteligencia artificial

 

 

Otra novedad relevante son los semáforos más eficientes con inteligencia artificial. Quieren hacer que las rutas sean más eficientes con una investigación inicial que utiliza inteligencia artificial para optimizar la eficiencia de los semáforos en toda una ciudad. Han estado probando esta investigación en Israel para predecir las condiciones del tráfico y mejorar el momento en que cambian las luces en los semáforos y observaron una reducción del 10-20% en el uso de combustible y el tiempo de demora en las intersecciones. Anunciaron que están muy entusiasmados con el potencial que se desprende de esta funcionalidad y están en conversaciones para expandirnos a Río de Janeiro y otras ciudades.

 

En concordancia con estas medidas, Google Maps ya no recomendará siempre el camino más rápido: también se va a poder elegir como opción la que sea menos contaminante. Con esta iniciativa desde Google aseguran que se podrá evitar cada año más de un millón de toneladas de emisiones de carbono, esto es equivalente a retirar más de 200.000 autos. Otra opción que lanzaron está relacionada con el incremento de los individuos que utilizan bicicletas. El uso de las indicaciones para ciclistas en Maps aumentó hasta un 98% según Google. La empresa lanza para ellos una opción llamada "navegación lite" que ofrece a los ciclistas detalles importantes sobre sus rutas. Con esta opción, los ciclistas podrán ver los detalles de su ruta sin necesidad de mantener la pantalla encendida ni de utilizar la navegación paso a paso, esto viene a responder el pedido que les hacian a Google, debido a que la mayoría guardaba el celular mientras pedaleaba.

 

A través del lema "La nube más limpia de la industria" lanzaron un proyecto para ayudar a las empresas, además de los usuarios , están ayudando a clientes comerciales como Whirlpool, Etsy, HSBC, Unilever y Salesforce a desarrollar nuevas soluciones para los desafíos específicos del cambio climático que enfrentan y beneficiarse de la nube más limpia de la industria. Recientemente lanzaron herramientas para ayudar a las empresas a elegir regiones más limpias para ubicar sus recursos de Google Cloud. Además van a anunciar más formas en las que todas las empresas pueden construir un futuro más sostenible.

 

Desde Google aseguran que su objetivo principal es hacer que la elección sostenible sea una elección más fácil. A nivel individual, estas opciones pueden parecer pequeñas, pero al multiplicarlas en todos sus  productos, equivalen a grandes mejoras. “No necesitaremos nada menos que eso para evitar las peores consecuencias del cambio climático y seguiremos encontrando formas en las que nuestros productos pueden ayudar”, aseguraron desde la compañía. 

Noticias relacionadas

Tecnología
Google
Inteligencia artificial
Emisiones
Cambio climático
Usuarios
Búsqueda