Gabriela Cerruti, portavoz del gobierno, foto prensaFoto prensa.

La portavoz de la Presidencia Gabriela Cerruti sostuvo que el diagnóstico que hizo el FMI sobre la deuda contraída durante el gobierno de Mauricio Macri “en algunos aspectos es tímido” y consideró que "es importante que el organismo pueda ver si se cumplieron o no los requisitos para dar un préstamo”, al tiempo que reiteró que “el acuerdo no incluirá un ajuste”.

 

“No deja de sorprender que horas más tarde de la difusión del informe –del FMI-, el exministro –de Economía de Mauricio Macri- Nicolás Dujovne dice que este fue un préstamo que le dieron políticamente a su plan de gobierno que fracasó", dijo Cerruti en rueda de prensa, en la que acusó a Juntos por el Cambio de "tomar deuda y endeudarnos y voltear un Presupuesto, lo que demuestra un grado de irresponsabilidad muy importante".

 

Asimismo, exhortó al Fondo “a ser más estricto cuando entrega préstamos que se convierten luego en deuda”, y consideró que "no pueden ser otorgados a un espacio político porque compromete a muchas generaciones".

 

“Las reservas están bajo control y no causan ningún tipo de intranquilidad”, contestó en la habitual conferencia de prensa que brinda todas las semanas. Actualmente, el país se encuentra negociando un nuevo plan con el FMI que le permita refinanciar pagos previstos para el 2022. 

 

"La oposición debería leer este informe, esta crítica que hizo ayer el FMI", apuntó la portavoz en la conferencia de prensa, en la que volvió a cuestionar a JxC por “querer dejar a un Gobierno sin Presupuesto cuando se está negociando” cómo pagar “la deuda que ellos mismos dejaron”.

 

Durante la rueda de prensa que estuvo signada por el tema de la deuda con el FMI, insistió con que “la Argentina no va a hacer un acuerdo con el Fondo que implique un ajuste”.

 

Ayer, el Directorio Ejecutivo del FMI concluyó que "la estrategia y la condicionalidad" del Acuerdo Stand-By de 2018 del organismo con la Argentina "no eran lo suficientemente sólidas" y, aunque consideró que era "consistente" con las políticas y procedimientos del mismo, "la aplicación de algunas de estas políticas implicaba un juicio considerable".

 

En su evaluación del programa de stand by de 2018 con la Argentina, los directores del FMI, consideraron que "la estrategia y la condicionalidad (...) no eran lo suficientemente sólidas para abordar los problemas estructurales profundamente arraigados de Argentina, incluidas las frágiles finanzas públicas, la dolarización, la alta inflación, la débil transmisión de la política monetaria, un pequeño sector financiero interno y una base exportadora estrecha".

 

Tras recordar que la Junta Ejecutiva del organismo aprobó en junio de 2018, el "acuerdo de reserva más grande en la historia del Fondo", el informe concluyó que "se cumplieron las políticas y los procedimientos pertinentes del Fondo, incluidos los relacionados con la financiación, las salvaguardias y el diseño de programas".

 

Sin embargo, aclaró que el "programa no cumplió con sus objetivos, a pesar de las importantes modificaciones de las políticas económicas".

Noticias relacionadas

Gabriela Cerruti
FMI
Reservas
Banco Central