Mario Abdo - Presidente Paraguay Foto Reuters

(Foto Reuters)

El presidente de Paraguay, Mario Abdo, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela, incluyendo el cierre de la embajada de su país en Caracas y el retiro inmediato del personal, luego de que Nicolás Maduro asumió su segundo término como presidente de la nación petrolera.

 

Maduro ha desafiado a varios países que cuestionan la legitimidad de su reelección en una nación donde la profunda crisis económica empuja a millones a emigrar.

 

"El Gobierno de la República de Paraguay adopta la decisión de romper las relaciones diplomáticas con la República Bolivariana de Venezuela", dijo Abdo en un mensaje televisado, donde también pidió a otros países que "se expresen con hechos concretos en favor del pueblo venezolano".

 

El mandatario recordó que Paraguay suscribió días atrás la declaración del Grupo de Lima -junto a otros 12 países de la región- que no reconoce al nuevo mandato de Maduro por ser "el resultado de un proceso electoral ilegítimo".

 

En un comunicado divulgado por la Cancillería, Paraguay reafirmó su "condena a la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho" en Venezuela y su "pleno respaldo y reconocimiento a la Asamblea Nacional elegida legítimamente en diciembre de 2015".

 

Asunción retiró a su embajador de Caracas a mediados del 2016 luego de una controversia por declaraciones de Maduro que fueron calificadas como indignantes por la cancillería. Las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países se mantuvieron en niveles bajos desde entonces.

 

Abdo aclaró que la ruptura de relaciones diplomáticas no significa el desconocimiento de sus compromisos internacionales, en referencia a una deuda que la petrolera estatal Petropar mantiene con su par venezolana PDVSA y que se encuentra en litigio por un desacuerdo sobre el vencimiento de la misma.