Padre de Fernando Pastorizzo - Condena a Nahir Galarza

 

La Justicia de Gualguaychú condenó este martes a Nahir Galarza a la pena de "prisión perpetua" por el asesinato de su novio Fernando Pastorizzo, sucedido en diciembre pasado.


La chica de 19 años de edad, que no estuvo presente en el tribunal en el momento de la sentencia, fue considerada por "unanimidad" como culpable de "homicidio agravado por el vínculo de pareja" con la víctima.


Tras el dictado de la sentencia, Canal 26 habló en entrevista exclusiva con Gustavo Pastorizzo, padre de la víctima.

 

Noticias relacionadas


"Más que aliviados, estamos con un poco de paz" comenzó contando Pastorizzo. "Es lo que veníamos buscando desde que lo asesinaron a 'Nando' y es lo que yo le había prometido, que lo que me iba a dar una caricia al alma iba a ser una condena a perpetua para este ser criminal como es Nahir Galarza", agregó ante Canal 26.

 

"Hoy los jueces estuvieron a la altura de lo que tenían que estar, eso me tranquilidad y paz", dijo y luego agregó: "El juicio fue como verlo morir dos veces a Fernando. La primera vez el día que lo asesinaron y la segunda, durante las audiencias en donde se escucharon mentiras, tratando de ensuciarlo como lo hizo la defensa (de Nahir Galarza), los testigos y peritos falsos", comenzó relatando Gustavo.

 

"A Fernando lo recuerdo como un chico alegre, muy fanático de Boca y como un sol, un chico especial", sostuvo el hombre.

 

 

Consultado por Canal 26 sobre el modo en que sigue la vida tras la sentencia a la asesina de su hijo, Gustavo Pastorizzo dijo: "Mi duelo empieza hoy, porque desde que murió Fernando yo me dediqué todo el tiempo a que no se me escape detalle y estuviera todo correcto para que no hubiera margen de error para llegar a esto (la condena de Nahir Galarza)".

 

"Sólo Dios sabe qué pasará a partir de mañana con nuestras vidas", sostuvo muy dolido el padre de Fernando Pastorizzo.

 

Así mismo, el padre del joven asesinado por Nahir Galarza contó: "Yo le dije a Fernando que se aleje de esa chica, porque es una familia pesada, con varias causas. Le advertí que iba a terminar mal".

 

 

Luego también sostuvo que durante el desarrollo del juicio, pasó momentos muy complicados. "Yo fui amenazado, me patearon la puerta de mi casa, me enviaron mensajes por Facebook y estuve con custodia policial, pero no tengo miedo", aseguró.

 

Finalmente, dijo"A mí me sacaron los ojos, el corazón y lo único que le daba sentido a mi vida. Hoy no hubo ni vencedores ni vencidos. El único ganador fue la Justicia".