Vecino - Santos Lugares

Una nena de un año murió asfixiada luego de que su padre se la olvidara en el asiento trasero del automóvil y recién se diera cuenta de esa acción negligente nueve horas después, en la localidad bonaerense de Santos Lugares.

 

Según relató uno de los vecinos, que vive en la misma cuadra, el padre había regresado a su casa por la mañana porque se había olvidado algo. "Almorzó, se acostó a dormir y cuando fue a buscar a la mujer se dio cuenta de lo que había pasado", aseguró.

 

Los vecinos coinciden en que el hombre estaba seguro de que había dejado a su beba, como todos los días, en la guardería.

 

Noticias relacionadas

"Él la sacó del auto, a una vecina que le preguntó por la hija le dijo que 'ahora la iba a buscar al jardín'. Eso fue segundos antes de abrir la puerta", relató un vecino a los medios.

"La primera vez que tenía un episodio así, es algo que no se explica. Yo pasé varias veces, si dejaba el auto de frente podría ser distinto pero los vidrios estaban completamente polarizados", explicó.

 

El padre entró en estado de shock y fue contenido por los doctores primero y luego, tanto él como su familia, por personal especializado del equipo de Atención a la Víctima del Municipio de Tres de Febrero: de todas maneras, fue aprehendido para inestigarlo por la presunta comisión del delito de homicidio culposo.