ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Reconversión de la industria cervecera local con inversión de $500 millones

AB InBev invirtió u$s 10,2 millones para producir Budweiser en Tucumán y en Zárate. Su rival desembolsó $ 65 millones y comenzará con las nuevas marcas en Luján en mayo.
Martes 23 de abril de 2019

Industria cervecera

Noticias relacionadas

 

Hace más de un año la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) y AB InBev -importantes empresas de la cerveza- llegaron a un acuerdo, a pedido de la Secretaría de Comercio, y luego de la fusión de la cervecera belga con SAB Miller, por el intercambio de Grolsch y Warsteiner, entre otras etiquetas, además de un pago de u$s 400 millones en tres años.

 

A partir de mayo, y pese a tener un período de gracia de 18 meses, la empresa chilena producirá, distribuir y vender estas marcas premium, lo cual, hasta ahora, hacía la dueña de Quilmes como parte del deal. Para CCU, significó una inversión de $ 65 millones, entre trabajo de levaduras, envasado y la participación de los maestros cerveceros de ambas etiquetas.

 

Así mismo, Cervecería y Maltería Quilmes, la filial de AB InBev, hizo saber sobre el comienzo de elaboración de Budweiser en su cervecería de Acheral, Tucumán, desde septiembre. El desembolso, de u$s 10,2 millones ($ 433,2 millones), se enmarca en su plan de inversiones, de u$s 1700 millones, para el período 2016-2020.

 

Ya ejecutó el 60 por ciento.

 

De esta manera, manifestó Quilmes, Budweiser se producirá en sólo dos plantas a nivel local: la tucumana y la de Zárate, Buenos Aires, que recibió tras la adquisición global de SAB Miller. Actualmente, Acheral producía las marcas Quilmes Clásica, Brahma, Bajo Cero, 1890, Ouro Fino y Ducal. Desde allí, exporta a países de la región, como Paraguay, Bolivia y Chile.

 

Quilmes cuenta con casi el 65% del mercado local de cervezas. CCU, en tanto, alcanzó un market share superior al 30 por ciento.

 

Fábrica de cerveza, industria, economía argentina

 

La apuesta en el mercado local:
“Por los calibres y los empaques, tuvimos que adaptar las líneas para que pudieran llenar correctamente las botellas. Varían según la marca, a diferencia de las latas, que son todas idénticas”, comentó Nicolás Rubino, director de Marketing de Cervezas de CCU.

 

La producción, que, estiman, estará cercana a los 350.000 hectolitros al año entre ambas marcas, se realizará en la planta de Luján. Ahí, también se fabrican las marcas Heineken, Schneider e Imperial. “Es la que está más cerca del área de mayor venta de estas marcas. Eso nos dará una mejor rentabilidad”, explicó Rubino. CCU también tiene fábricas en Santa Fe y Salta. El 80% de las ventas de Grolsch y Warsteiner se concentra en Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

 

Las otras marcas de las que CCU tiene la licencia, como Amstel, Miller y Sol, son producidas en Santa Fe. A su vez, la chilena también tiene la distribución de la estadounidense Blue Moon y la chilena Kunstmann, ambas, importadas.En relación a Grolsch, sólo seguirá importando una versión (swing top).

 

Al mismo tiempo, CCU invirtió, como parte de su plan de $ 2250 millones para el trienio 2016-2019, en una nueva línea de producción de barriles, a la cual busca duplicar. “Ya contábamos con una línea así en Santa Fe y, ahora, incorporaremos esta, en Luján, para todas las marcas que se producen ahí porque crece mucho el consumo de cerveza tirada, tipo chopp. Por el momento, los barriles solo representan un 1,5% de nuestras ventas”, dijo Rubino.

 

Para el ejecutivo, el potencial de crecimiento de estas dos marcas es prometedor, debido al auge del segmento premium. Según un informe de la consultora Abeceb para Cerveceros Argentinos, cámara que nuclea a las principales compañías del rubro, este tipo de cervezas le ganó terreno a las low price, cuyo share cayó del 12% al 5% en la última década. Rubino detalla: “Las premium crecen un 20% en el país porque, al tener detrás marcas internacionales, invierten mucho en desarrollo e innovación. En algunos países de la región, la suba de este segmento incluso llega al 45%”.

Cerveza
Industria
Inversiones
Economistas mundiales
SEGÚN EL INDEC

La industria, con números en rojo: ¿qué sectores sufrieron las mayores caídas?

Hay sectores que sufrieron derrumbes de hasta un 25%. Mirá los números en la nota.
Miércoles 7 de noviembre de 2018

Actividad industrial - caída

La actividad de la industrial sigue con números en rojo: sufrió una caída del 11,5% en septiembre, respecto a igual mes del año pasado, el peor dato en casi una década, que incluye derrumbes de hasta casi 25% en ciertos sectores, informó INDEC.

 

Con estas mermas, el Estimador Mensual industrial (EMI) acumuló una baja del 2,1% en lo que va del año.

 

Durante septiembre, solo cerró en alza la producción de "Metálicas Básica" con alzas del 2,8% en la elaboración del Acero Crudo, y del 2% en el Aluminio Primario.

Industria pyme - caída

La industria alimenticia en su conjunto bajó 3,2% con una caída del 8,8% en la molienda de cereales y oleaginosas, afectadas fuertemente por la menor cosecha de soja.

 

En tanto, el sector textil se desplomó 24,6%, el Papel y Cartón 8%, y los productos editoriales 21,6%.

 

Por su parte, la producción de petróleo bajó 11 %; la de Caucho y Plástico 20%; y la de sustancias y productos químicos 4,7%, entre otras.

Pymes industriales - costos

El sector automotriz bajó 15,7%, la metalmecánica 20,5% y la producción de minerales no metálicos, ligados a la construcción, bajaron 3%.

Industria
Crisis económica
INDEC
Economía (Finanzas)
LO ANUNCIÓ EL DIRECTOR

Hasta 2023, YPF anunció que invertirá entre u$s 4.000 y u$s5.000 M por año

El directorio de la petrolera presentó el pasado viernes su plan de negocios en Wall Street.
Domingo 28 de octubre de 2018

YPF - Inversiones

La petrolera YPF invertirá hasta 25.000 millones de dólares entre 2019 y 2023, a razón de unos 5 mil millones de dólares al año, de acuerdo al Plan de Negocios que presentó el directorio esta tarde en Wall Street.

 

El mismo contempla un incremento de la producción de hidrocarburos no convencionales del 150% y ratifica el inicio de la exportación de (GNL).

 

La presentación estuvo a cargo del presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, y el CEO, Daniel González, en una actividad que la compañía realiza cada año en Nueva York denominado "Investor Day".

 

Los directivos aseguraron que YPF tiene una sólida posición financiera, basada en una "estricta política de financiamiento de los proyectos y el manejo del riesgo", al tiempo que resaltaron la "mejora de sus eficiencias en Vaca Muerta a través de la reducción de costos mientras avanza en consolidar sus oportunidades en el no convencional", dónde hoy es el principal operador.

 

También indicaron que la empresa está focalizada en mejorar su negocio de producción convencional a través de nuevas técnicas en recuperación secundaria y terciaria, con "el objetivo de hacer un manejo eficiente del declino natural de los yacimientos maduros".

 

Los directivos también ratificaron que la empresa busca "diversificar su oferta de fuentes de energía" con la "integración vertical de su negocio petroquímico y el desarrollo del sector eléctrico a través de YPF LUZ", así como mantener sus posiciones de mercado en cada uno de los segmentos y mejorar las capacidades de exportación.

 

En base a estos lineamientos, YPF se comprometió ante los inversores a "liderar la producción de energía en el país" durante el próximo quinquenio para lo cual destinará una "inversión promedio anual que se ubicará entre los 4.000 y 5.000 millones de dólares anuales", de los cuales US$ 3.400 millones se destinarán a la producción de hidrocarburos (69% no convencional y 31% convencional).

 

Con este nivel de inversión, la petrolera estimó que "la producción de hidrocarburos crecerá entre un 5% y 7% anual", y anticipó que manejará el declino natural de sus proyectos convencionales "a través de la recuperación secundaria y terciaria a partir de los buenos resultados obtenidos en algunos pilotos en la cuenca cuyana y del golfo San Jorge".

 

Además, aseguró que profundizará el trabajo en exploración al expandir el conocimiento de Vaca Muerta para "mantener el liderazgo en el no convencional fuera de los Estados Unidos", y que buscará "otras oportunidades de no convencional, por ejemplo en el Golfo San Jorge y avanzar en la exploración Off-shore con potenciales socios como Equinor y Total".

 

Para ello, anunció la concreción de "tres proyectos en etapa de desarrollo masivo para fines de este año", y proyectó que acelerará el desarrollo del no convencional "con un crecimiento de la producción del 150%, un promedio de 18 equipos activos y 1.700 pozos perforados para el 2023".

 

En la mejora de la productividad de las áreas que opera en Vaca Muerta, la compañía se propone "sostener la mejora en la productividad de los pozos, al mismo tiempo que se optimiza la eficiencia operacional: pozos horizontales, cada vez más largos, construidos en menos días y a menor costo".

 

En la búsqueda de captar las oportunidades que se presentan por el cambio de paradigma en el mercado del gas, transformando al país de un importador a un exportador, YPF planifica la "integración de toda la cadena productiva del gas para lograr agregarle el máximo valor a ese insumo".

 

En ese sentido, anunció sus exportaciones de gas a Chile y de Gas Natural Licuado (GNL) respecto a lo cual se anunció que a partir del primer bimestre de 2019 entrará en operación, desde el puerto de Bahía Blanca, un barco de licuefacción de gas para procesar 2,5 millones de metros cúbicos diarios.

Economía (Finanzas)
YPF
Inversiones
Economía argentina